Anitta sin miedo… a la locura

147
Anitta

  • Anitta dudó mucho si podría destacar fuera de Brasil y si valía la pena sacar en 2017 “Paradinha”, su primera canción en español.
MAURICIO ANGEL / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En el video de su nueva canción, “Loco“, Anitta esquía entre la nieve en bikini. La idea, que se le ocurrió durante sus vacaciones en Aspen, Colorado, podría parecer un disparate, pero está acostumbrada a que la crean demente desde que tenía cinco años.

La artista vivía prácticamente en las favelas brasileñas, pero estaba tan segura de que brillaría por lo alto que se lo contaba a su familia sin parar.

Ya adolescente, para hacerse de un nombre aceptaba invitaciones para actuar en fiestas de zonas peligrosas, aunque su papá le repetía que eso no la llevaría a ningún lado; hoy cree que lo que otros veían como locuras, en realidad la ponían en el camino correcto.

“Fui una niña llena de energía que hablaba de lo que haría y siempre tuve en mi cabeza que sería cantante. Estaba tan segura que no necesitaba verlo fuera de mi cabeza, pero cuando mi carrera empezó a volverse grande en Brasil, pensé que no era una locura.

“Y cuando empezó a pasar todo fuera de mi país supe que no fue una locura. Ver todo eso pasar ahora es una delicia, estoy divirtiéndome, pasándolo rico y aprovechando que todo es una buena experiencia para mí”, compartió en entrevista virtual.

La intérprete de “Downtown“, dueto con J Balvin, hoy es considerada por Billboard una de los 15 músicos más influyentes en redes sociales y está nominada a dos premios Lo Nuestro por su tema “Me Gusta”, donde colaboró con Cardi B.

Aspirar a que la reconozcan como Artista Femenina del Año en el urbano y que su canción sea el Crossover del Año es para la cantante de 27 años una confirmación de que puede alcanzar lo que sea.

“Esto me habla de los obstáculos que pasé y las barreras que rompí. Esto me cuenta mucho acerca de lo que pasó como si fuera una respuesta a todo lo que hice. También es un sentimiento de alivio, de saber que no estaba loca”, explicó.

Aunque hoy la escuchan Madonna y Mariah Carrey, la artista dudó mucho si podría destacar fuera de Brasil y si valía la pena sacar en 2017 “Paradinha”, su primera canción en español.

“Pensé demasiado, tenía mucho miedo, inseguridad y me la pasaba preguntándome a mí misma si lo hacía o no.

“Sabía que después de hacer canciones en español no había cómo volver porque Brasil me iba a decir que me fallé. Si yo fuera a dar ese paso, tendría que seguir, pero qué bueno que lo hice, cambió mi vida”, reflexionó.

Más ilusiones por alcanzar

Para promocionar su nuevo sencillo, Anitta viajó a Miami. Se suponía que llegaría el domingo por la noche para atender compromisos al siguiente día, pero su vuelo se retrasó y llegó hasta el lunes sin dormir.

El año pasado hubiera sido la primera en insistir para cumplir sus citas, pero con la pandemia descubrió que era más feliz si respetaba el tiempo para ella misma.

“Ahora cambié mis reglas de vida, hoy aprendí a decir que no puedo, que pasa algo y mi cuerpo necesita descanso, no voy a sudar más de lo que puedo. Descubrí que puedo tener una vida normal, trabajar menos sin que nada malo pase”, afirmó.

Aunque está aprendiendo que puede tener una vida propia y ser la artista que soñaba ser, Anitta ha dicho antes que su intención es retirarse en pocos años para casarse y ser madre.

“Es mucha presión cuando tienes una carrera de cantante, hay mucha expectativa de las personas y a mí me gusta dedicarme a lo que estoy haciendo. Por eso no sé si cambie de idea (respecto al retiro)”.

Mientras decide, ya tiene en mente un disparate que quiere cumplir.

“Hoy lo más loco que sueño es estar en una fazenda (granja), en un sitio grande, tener mi familia en medio de las flores, los animales, estar cargándonos con energía solar y siendo libres. Definitivamente eso es lo más loco”, concluyó la brasileña.

Te puede interesar: Devastan a ex de Hammer acusaciones de canibalismo