Garantizó Seade respeto a la reforma energética

169
Seade

  • Jesús Seade reconoció desde agosto de 2018 que los contenidos y contratos incluidos en la reforma energética quedaron plasmados el TMEC.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Jesús Seade, representante del gobierno electo en las negociaciones para el TMEC, reconoció desde agosto de 2018 que los contenidos y contratos incluidos en la reforma energética quedaron plasmados el tratado comercial.

En conferencia de prensa en Washington el 27 de agosto de 2018, el día en que cerraron las negociaciones de nuevo tratado de libre comercio, Seade fue enfático al afirma que el entonces Presidente electo Andrés Manuel López Obrador se comprometió a no echar atrás la reforma energética.

“El Presidente electo ha sido muy claro desde toda su campaña y desde que ganó las elecciones –en público y en privado, en todas las formas, casi cada tercer día– ha enfatizado que él no va a echar para atrás la reforma energética, que él no piensa cambiar la Constitución; él respeta el marco legal como lo tenemos y eso incluye por su puesto los contratos como los tenemos”, dijo Seade en esa ocasión.

El entonces jefe del equipo negociador del gobierno de transición aclaró que hubo modificaciones impulsadas por López Obrador, pero que se mantuvieron los mismos contenidos en el capítulo sobre energía.

“No fue en ningún momento un ejercicio de negociar contenidos, en absoluto, no hubo negociación de contenido; ni con mi amigos (los negociadores del Gobierno de Enrique Peña Nieto) ni mucho menos con Estados Unidos”, dijo Seade en esa ocasión.

Seade, quien posteriormente ocupó la Subsecretaría para América del Norte de la Cancillería mexicana, dijo que lo que no avaló López Obrador en el momento de las negociaciones fue que se plasmara en el TMEC una copia literal del lenguaje de la reforma energética.

“Lo que él (López Obrador) sentía era que él no podía políticamente avalar un tratado en el que una gran parte del lenguaje es “cut and paste”, copia literal, del lenguaje en la reforma energética”, dijo Seade.

“Simplemente el aspecto simbólico el no quería plasmar la reforma energética como parte integral del tratado, él decía: a ver busquemos la forma de tener el mismo contenido, los mismos compromisos, dejando muy claras las facultades del Gobierno del estado mexicano para regir el sector.

“Lo que se hizo fue buscar hacer una ingeniería diferente en el diseño de los textos para lograr un nuevo texto del tratado que supone y refleja un pleno respeto a la Constitución, pleno respeto al marco legal existente sin hacer esta citación directa sino haciéndolo por unas vías igualmente claras y efectivas pero diferentes a las que había, eso fue lo que hicimos”.

Te puede interesar: El ‘guardadito’ de Sedena crece ¡1000%!