NIDO DE VÍBORAS

318
NIDO DE VÍBORAS

Por KUKULKÁN

PÓNGASE CÓMODO para contarle las últimas noticias de las definiciones de las candidaturas del partido Morena para diputados y las once alcaldías del estado. Las víboras de este nido anduvieron bien agudas con la lengua viperina por varias oficinas de ese partido. Para empezar, ya sabe, se formó un Todos Unidos contra Hermelinda, o el grupo de renegados conocido en el bajo mundo como TUHER, y otro club de morenos huérfanos que se llama TULAU, o sea Todos Unidos contra Laurita Beristain. Ya se imaginará cómo andan estos clubes de la orfandad política. Con decirle que todos ellos se contagiaron, ahora que está de moda esto del Covid-19, del “virus de redes” llamado: “publica tu foto con Marybel”, o virus de oportunismo político porque ahora odian a quienes les juraron amor eterno.

YA SABE, en política siempre quedan huérfanos que luego son el hazmerreír de muchos y esto pasa en Morena. Las candidaturas se definirán por encuesta, pero ya circulan algunos sondeos en los espacios más “nice” de Morena. Hay muchas sorpresas por lo que alcanzamos a ver, pero nada se ha escrito. Y como dicen en el rancho de por allá cerca de Isla Blanca: “Veo muchos burros y pocos olotes”.

* * *

LLAMÓ MUCHO la atención el silencio sepulcral de diputados locales y del senador José Luis Pech Várguez, de Morena, para posicionarse en contra del “voto digital”, a pesar de que la andanada de protestas de los militantes de este partido por la propuesta del Instituto Nacional Electoral (INE) para instrumentar un sistema “hiper seguro” de sufragios por computadora para los comicios próximos. ¿En verdad andan bien los consejeros del INE o sólo es un buscapiés para ver reacciones? Eso de descubrir el agua tibia o la piedra filosofal no es un buen mensaje del INE y, a estas alturas, del partido donde vemos muchos jugadores con la lengua de fuera en tiempos extras.

EN ESTADOS Unidos, por ejemplo, o en Rusia, y no se diga en algunos países europeos, a pesar de contar con sistemas muy seguros para poder instrumentar un sistema codificado y encriptado para votaciones no se han aplicado por muchas razones, pero la principal es por la suspicacia del ser humano para confiar en “algo que no se ve”. Podrán tener la mejor tecnología ahora para evitar intrusiones o manipulaciones de los datos, pero despiertan muchas suspicacias. Su uso se concreta únicamente a un respaldo o para las encuestas de salida, pero no como un sistema total.

YA HUBO una experiencia hace algunos años cuando el entonces presidente de ese histórico instituto electoral, Jorge Carpizo McGregor, anunció allá por los noventa que el sistema digital del IFE “era impenetrable” y que México se digitalizaba. Así de envalentonado salió don Jorge Carpizo porque se sentía muy respaldado por el Instituto de Matemáticas de la UNAM quien llevaba el proyecto y tenía a varios genios trabajando. En menos de dos días Miguel de Icaza, un usuario avanzado y gurú mundial del sistema Linux, “penetró” el famoso sistema de Carpizo y le inyectó varios miles de votos.

ASÍ QUE doblemente llama la atención el silencio de los morenos quintanarroenses ante las informaciones del INE de instrumentar un sistema digital de votación. ¿Qué estará pensando la exquisita clase política de López Obrador en Quintana Roo para permanecer tan pasiva ante un posible fraude electoral digital en ciernes? ¿Acaso tratan de apoyar unas elecciones de votos digitales inseguros y sin la garantía del “papelito habla” porque aún no estamos preparados en este campo para abandonar la vida analógica? Aunque luego creen algunas víboras venenosas que tal vez ya saben que será Manuel Bartlett Díaz el nuevo presidente del INE. Es pregunta.

@Nido_DeViboras