San Valentín con temática de pandemia

428
San Valentín

  • San Valentín será diferente este año, sin viajes, eventos o reuniones, pero no te preocupes, aquí recomendaciones para futuras escapadas.
PATRICIA MIRANDA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El de este año es un Día de San Valentín peculiar. Debido a los cierres de fronteras, a los constantes cambios en el semáforo epidemiológico y a la sana distancia que muchos aventureros desean conservar se han tenido que posponer viajes para pedir matrimonio, bodas, lunas de miel o travesías entre amigos.

Pero quizá, este prolongado paréntesis, esté inyectando altas dosis de ánimo para planear futuras escapadas; ya sea para celebrar el amor -con la pareja- o la fraternidad -con los amigos a quienes desde hace rato sólo se ve de manera virtual-. También es buen momento para trazar esa ruta que ayude a sanar un corazón roto, porque hay que decirlo: durante la pandemia muchas parejas se han unido más que nunca, pero otras se separaron.

Enamorados, camaradas, trotamundos solitarios… Afortunadamente, el País presume rincones que de tan sólo verlos enamoran al viajero. Ideales tanto para tomarse un respiro como darse un apapacho.

Además de respetar los protocolos de bioseguridad, varios son los refugios que ofrecen amplios espacios y privacidad, aspectos que redefinen -más que nunca- el concepto de lujo.

Difícilmente volveremos a guardar una botella de vino o champaña para “una mejor ocasión”. La vida nos ha zarandeado y enseñado que cada día que despertamos, más si es con salud, es suficiente motivo para celebrar.

Aquí, algunos pretextos para que -más allá de un 14 de febrero y cuando sea seguro- te escapes a celebrar con tu pareja o amigos; o bien, a conectar contigo mismo, en un hermoso rincón ubicado en nuestro México.

Acapulco
Crear momentos inolvidables en uno de los espacios más íntimos de la costa mexicana del Pacífico. Ubicado en la cima del acantilado de Punta Diamante, Banyan Tree Cabo Marqués, atrae con las piscinas privadas de sus villas y con los tratamientos para renovar alma, mente y cuerpo en su reconocido spa.

Ciudad de México
Practicar el llamado staycation con una escapa romántica y chic en el corazón de la CDMX. Ya sea que tengas un velada en alguna de las exquisitas habitaciones del Sofitel Mexico City Reforma o disfrutes de la gastronomía en alguno de sus restaurantes.

Valle de Guadalupe
Seguir la Ruta del Vino, en Baja California, que pasa por bellos valles como el de Guadalupe es uno de esos viajes que lo mismo se goza en pareja que con amigos. Además conocer los procesos de elaboración en vinícolas como El Cielo Winery & Resort, es posible recorrer otros viñedos y llevar a casa varias botellas de vino.

Holbox
Tomar un tiempo fuera. Sin duda, esta isla es uno de los destinos consentidos de muchas parejas, pero también de muchas almas que ahí van a encontrar sosiego. A veces, hay que desconectarse para volver a conectar y, pasar unos días en el Hotel Las Nubes de Holbox, es como estar lo más cerquita de lo que uno cree es el paraíso.

San José del Cabo
Honrar al mar y al desierto en Zadún, a Ritz Carlton Reserve. Este exclusivo y amplio complejo es una oda a la intimidad y el lujo. Difícil elegir qué se disfruta más: si el trato personalizado, las delicias gastronómicas que sirven en sus restaurantes o los tratamientos del Spa Alkemia en donde destaca el “Savasana Sound Room” o una gran piscina en la que un circuito de hidroterapia estimula el sistema circulatorio y estabiliza el sistema nervioso.

Mazunte
Ver cómo cae el Sol en Punta Cometa, Mazunte, es una gran experiencia que puedes compartir con tus mejores amigos. La costa oaxaqueña, además, nunca defrauda a los amantes del turismo de naturaleza.

Riviera Maya
Tomar el Ritual Afrodisíaco de Chocolate en Kinan Spa y gozar de la que es considerada una de las mejores playas de México en Maroma, a Belmond Hotel, todo un paraíso en la Riviera Maya.

San Miguel de Allende
Disfrutar de la acogedora hospitalidad que brinda Casa de Sierra Nevada, a Belmond Hotel, obtener una de las mejores vistas de esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad y programar un tratamiento de Laja Spa, todo un referente del destino.

Tepoztlán
Huir a un escondite para llenarse la vista con panorámicas de la Sierra del Tepozteco, ya sea que vayas solo o en pareja, cada espacio del Hotel Amomoxtli es perfecto para reflexionar y agradecer por cada respiro de vida.

Valle de Bravo
Sanar y respirar profundo en el El Santuario Resort & Spa, un sitio que le hace honor a su nombre. Un viaje en soledad, con tu pareja o con amigos (as) te reconfortará. Tras finalizar un masaje, nadie perderse de una ceremonia en la que la estrella es un té medicinal.

Te puede interesar: Descubre una ciudad entera desde casa