Enamorados y sus supersticiones viajeras

142
enamorados

  • Alrededor del mundo se esconden lugares y alguno que otro conjuro para ayudar a Cupido con su labor de los enamorados, conócelos.
PATRICIA MIRANDA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- A veces, sólo a veces, los corazones solitarios hacen hasta lo imposible con el fin de atraer el amor. Y, alrededor del orbe, se escuchan algunos conjuros que tanto lugareños como extraños hacen con el fin de ayudar a Cupido a cumplir con su labor.

Por ejemplo, uno de los lugares favoritos de los enamorados se encuentra en Morelia, Michoacán. Se trata del Callejón del Romance y entre sus paredes se han desarrollado grandes historias. Desde amores prohibidos que ahí se han dado cita, hasta pedidas de mano y sesiones de fotografías de bodas.

Cuenta la leyenda que, al acudir a este sitio con tu el ser amado, hay que llevar un listón rojo y un candado. En un extremo del cordón hay que escribir el nombre de la enamorada y en el otro, el de la pareja; posteriormente hay que atarlo al candado y finalmente colocarlo en una de las paredes del callejón y cerrarlo. Supuestamente, al hacer todo lo anterior, el amor y la felicidad perdurarán por siempre.

En el callejón se pueden observar fragmentos del poema “Romane de mi Ciudad”, del poeta michoacano Lucas Ortiz, así como construcciones en cantera rosa adornadas con jardineras, faros y fuentes.

En la capital michoacana también es famoso el restaurante San Miguelito, pues además de servir rica comida, ahí se encuentra el llamado “Rincón de las solteronas”, donde hay varias imágenes de San Antonio. Varias viajeras realizan un ritual para pedirle un novio al famoso santo que está de cabeza. Cuentan que algunas regresan, ya con pareja, a agradecer y a brindar por lo concedido.

Siguiendo con este famoso santo, algunas otras peregrinas se lanzan a la aventura hasta la Basílica de San Antonio, en Padua, Italia, con el mismo fin: pedir que pronto llegue, el amor a sus vidas.

Más creencias en torno al amor se desarrollan en Italia, precisamente en la ciudad de Verona donde está la Casa de Julieta. Hasta allí llegan enamorados inspirados por la obra literaria de Shakespeare.

Para saber

Praga, en República Checa, cuenta con un sinfín de rincones románticos. Sin embargo, los enamorados suelen ir a la Colina de Petrín. Ahí hay un mirador y es famoso el laberinto de los espejos, pero sí se debería pasar por el legendario lugar de todos los enamorados, el monumento a Karel Hynek Mácha, rey de los poetas románticos checos.

La tradición dicta que las parejas que van ahí el 1 de mayo (día en el que en ese país se celebra al amor) y se besan bajo un cerezo en flor, garantizan la buena fortuna en su relación.

Te puede interesar: ‘Vuela’ a la NASA Carla Morrison