Levanta Juan Toscano la mano para liderar el basquet mexicano

105
Levanta Juan Toscano la mano para liderar el basquet mexicano
  • El basquetbol mexicano vive un cambio generacional y Juan Toscano se apunta para ser el líder de esta nueva camada.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CANCÚN, Q. ROO. -El basquetbol mexicano vive un cambio generacional y Juan Toscano se apunta para ser el líder de esta nueva camada. El alero de los Warriors se consideró así mimos “el mejor jugador mexicano del mundo”. El basquetbolista dijo que piensa “llevar esa responsabilidad”. Toscano vive mayor regularidad en la NBA y espera pronto volver a la selección, que presentó su convocatoria para el torneo FIBA.

A pesar de no estar en la convocatoria de la selección para el torneo del próximo fin de semana, Toscano fue postulado por el veterano Gustavo Ayón para liderar la nueva generación de basquetbolistas mexicanos.

Debido al protocolo de la NBA por la pandemia, Juan Toscano no puede dejar las convocatorias de los Warriors, para mantener su integridad física y forma. Además, la liga prohíbe por ahora a los jugadores dejar la concentración con sus equipos y, sobre todo, salir de Estados Unidos.

El alero ha batallado por ganarse un lugar y mantiene un contrato de dos vías con Golden State, lo que implica que puede volver a la filial en la G-League. “Trabajo todos los días para continuar en la NBA. Quiero ser una apuesta segura. Eso depende de la directiva. Que digan ‘oh, este chico está jugando bien’. Quiero consolidar esa idea”, recalcó.

“Me da igual si estoy en un contrato de dos vías o ganando 2 millones de dólares al año. Me despierto todos los días por amor a este deporte, porque es un escape para la vida diaria. El dinero vendrá y, mientras soy feliz”, insistió Toscano.

El jugador señaló que es complicado pasar de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional en México, a la NBA. “Ahora soy sólo un ‘pequeño pez’ en un estanque enorme. Antes era el ‘pez más gordo’. Es volver al inicio”.

Te puede interesar: NBA advierte a LeBron James por fingir faltas en los partidos