Va la ‘Ahogada’ directo y sin escala a documental

448
ahogada

  • El manjar por excelencia de los tapatíos, la torta ahogada, ganará nuevos adeptos con la película y la mini serie documental.
ABRIL VALADEZ / AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, JALISCO- El manjar por excelencia de los tapatíos, la torta ahogada, ganará nuevos adeptos con la película y la mini serie documental que se preparan sobre ella.

Este alimento inconfundible, con cebollita desflemada o picadita, salsa caliente o fría que lo ahoga en plato o en bolsita, carnitas de puerco, chile Yahualica y birote salado, será desentrañado por el cineasta Bruno Madariaga, Industrias Tajín y Cinescopio Films.

“El largometraje y la serie que alistamos tienen que ver con esta búsqueda de retratar la identidad del tapatío, el sentimiento de arraigo y orgullo que nos conforma, lo que de alguna forma nos da esta unidad, representado en algo que puede ser desde lo más banal como una torta, hasta lo más sublime, que es la conexión emocional que podemos desarrollar con los alimentos.

“Reconocemos que existe una intensa relación emocional del tapatío con la torta ahogada. Los tortacomientes la percibimos y habitamos dentro de ese sentimiento sutil”, dijo Madariaga sobre la producción, cuyo título tentativo es “Ahogadas”.

El proyecto, que actualmente está en filmación y que se dividirá en dos formatos para abrir sus posibilidades de exhibición, compartirá la historia del plato, preparación, evolución, las formas en que se degusta y más, en voz de chefs, torteros legendarios, sacerdotes, abuelitas, transeúntes, empresarios, y hasta bomberos y enfermeras.

“Nuestra misión es exacerbar el sentimiento por la torta hasta el frenesí con la idea de que se pueda ver y sentir en otras partes, es decir, que cuando nos vean en Honduras, Ámsterdam o en Barcelona, digan que Guadalajara es un lugar habitado por estos seres enloquecidos que le rinden culto a un sándwich de puerco frito que además bañan con una salsa incomible de chile picosísimo”, comentó el realizador.

La producción se filmó durante aproximadamente 35 días dentro de la Zona Metropolitana de Guadalajara, pero también en otras regiones del Estado como Yahualica, donde se siembra un chile que cuenta con Denominación de Origen desde 2014, el cual se usa en la salsa de la torta ahogada.

“Vamos a Talpa, porque ahí está el centro de estudios sobre chiles más importante del mundo a nivel privado, y posiblemente iremos a Quiroga, Michoacán, para ver el origen de las carnitas, este puerco confitado que se exporta a la región. Fuera de Guadalajara tendría que ver con la producción de los insumos de esa torta que se consume en Jalisco”.

“Ahogadas” también incluirá la pasión por la gastronomía que posee el director, pues aunque tiene 30 años haciendo cine, confiesa que lo suyo es comer.

“Me gusta comer rico, llevo tres décadas especializándome en hacerlo de una manera religiosa y rindiéndole mucho culto y respeto a la comida. En algún momento estudié Gastronomía y para sommelier. También tenemos otros proyectos audiovisuales culinarios en puerta”, añadió.

El estreno del documental sobre la torta ahogada se planea primero en circuitos de festivales, mientras que el de la serie podría ser en alguna plataforma de streaming.

Te puede interesar: Acercan tarea a niños en riesgo