Romano se retira del ‘sueño’ de Chapultepec

393
Romano

  • La decisión del Gobierno de la CDMX de modificar una propuesta arquitectónica ya consolidada hizo que Benjamín Romano se retirara.
FRANCISCO MORALES V / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La decisión del Gobierno de la Ciudad de México de modificar una propuesta arquitectónica ya consolidada precipitó la retirada de Benjamín Romano y su despacho, LBR&A, del proyecto Chapultepec: Naturaleza y Cultura.

Con ésta, la primera dimisión importante del megaproyecto prioritario, los planes del arquitecto y su equipo de hacer realidad el sueño de un Bosque interconectado en todas sus secciones, transitable a pie o en bicicleta, tendrán que recaer en alguien más.

Según detalló Romano a REFORMA en agosto del año pasado, su propuesta para integrar Chapultepec consistía en tres cruces peatonales: uno, entre la Primera y Segunda Sección, por encima del Periférico; otro a través de una excavación que enlazaría la Tercera con la Cuarta, esta última separada por Constituyentes, y, finalmente, un puente que cruzaría una barranca en esta última sección, llamado Puente de los Polvorines.

La conexión que causó el diferendo con el Gobierno de la CDMX fue la primera, conocida como Calzada Flotante, que partiría desde la Glorieta de la Lealtad, afuera de Los Pinos, para pasar por encima de Parque Lira, cruzar entre el primer y segundo piso de Periférico y llegar a la Calzada de los Compositores.

La obra, incluso, ya estaba licitada, con un contrato de 187 millones para Fredel Ingeniería y Arquitectura. Los trabajos debieron comenzar el pasado 15 de enero.

De acuerdo con un comunicado emitido por LBR&A, la decisión de las autoridades capitalinas de modificar esta propuesta fue el motivo de su salida del proyecto.

“El equipo responsable por parte de la autoridad de la Ciudad de México ha decidido favorecer una propuesta arquitectónica distinta a la nuestra que modifica las alturas libres, la pendiente de rampas de acceso y el número total de columnas necesarias para la estructura”, expusieron.

Las modificaciones propuestas podrían alterar algunos de los conceptos fundamentales del proyecto, como el acceso universal a la calzada.

Según Romano, la pendiente del 2 por ciento que había planteado tenía las características para permitir que personas con discapacidad motriz y adultos mayores pudieran transitar sin complicaciones.

Asimismo, el diseño de una estructura de doble triángulo, independiente de la loza que conforma el piso, habría permitido que los árboles que estuvieran en su camino pasaran a través del puente y pudieran continuar su crecimiento.

En un comunicado conjunto, el Gobierno capitalino y la Secretaría de Cultura (SC) federal reconocieron el desacuerdo, pero no detallan por qué se buscó modificar el proyecto de Romano.

“El Arquitecto Romano entregó un proyecto conceptual sobre paso de conexión que unirá la Primera y Segunda Sección del Bosque de Chapultepec, el cual debe ser desarrollado para realizar el proyecto ejecutivo. Al revisar dicho conceptual hubo observaciones de las instituciones que intervienen en el proceso así como de la propia ciudadanía, por lo que no se llegó a un acuerdo sobre las modificaciones en el diseño de la propuesta realizada por el Arquitecto”, explicaron.

“Los elementos esenciales para obtener una calzada peatonal se respetan y adecúan conforme al criterio de la normatividad vigente aplicable”, concluyeron las dependencias.

Este diario buscó a la SC para saber qué tanto del proyecto de Romano sería utilizado y quién continuaría con el diseño de los cruces peatonales, pero no hubo respuesta oficial al respecto.

Por su parte, el coordinador integral del proyecto, el artista visual Gabriel Orozco, declinó comentar al respecto, hasta conocer a fondo la posturas oficiales.

Fue Orozco, precisamente, quien invitó a Romano a formar parte del proyecto que, hasta el momento, ya ofrecía soluciones de conexión para todas las secciones del Bosque, un pendiente que ha sido demanda histórico de los urbanistas.

Entre los diseños cuyo futuro es incierto se encuentra la realización de un paso que partiría del Teatro Alfonso Reyes, en la Tercera Sección, pasaría por debajo de Constituyentes, bordearía el Centro Ecuestre de la Sedena con una cañada artificial y desembocaría en el nuevo Puente de los Polvorines.

Este puente, que planteaba atravesar una barranca natural, sobre un río, tendría un paso para practicantes de senderismo.

Qué tanto de esta propuesta será aprovechada, así como quién tomará el proyecto del que se retira Romano, son cuestiones que habrán de responder las autoridades correspondientes.

RECLAMOS POR COSTOS

El proyecto integral del Bosque sigue adelante a pesar de las críticas por su costo; este año cuenta con un presupuesto de 3 mil 508 millones de pesos.

Vecinos de Chapultepec, artistas y activistas, instituciones culturales, como las agrupadas en el frente ProMuseos y los titulares de Cultura de los estados, han pedido la redistribución del presupuesto para paliar los efectos económicos de la pandemia de Covid-19.

En reiteradas ocasiones, sin embargo, ni la SC ni el Gobierno capitalino han dado indicios de dar marcha atrás.

Te puede interesar: México ha perdido 12 peces de agua dulce.- WWF