Exponen retos educativos a nivel superior por la pandemia

286
Exponen retos educativos a nivel superior por la pandemia
  • La pandemia aceleró la implementación de la educación a híbrida, convirtiéndola en uno de los retos que las instituciones deberán asumir.
OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Una educación híbrida, individualizada, que esté orientada a la sustentabilidad y que priorice tanto la salud física como la emocional, son algunos de los retos que las instituciones de nivel superior deberán asumir como consecuencia de la emergencia sanitaria por Covid-19.

Así coincidieron especialistas durante el conversatorio “Retos en materia educativa derivados del Covid-19: Una visión desde lo local”, organizado por el programa Kybernus, donde reiteraron que la pandemia agudizó las desigualdades que existen en el país, así como los problemas de cobertura, calidad y deserción educativa.

Jaime González Mendoza, subsecretario de Planeación de la Secretaría de Educación de Quintana Roo, expuso que, si bien las instituciones educativas no estaban preparadas para impartir clases en línea, la desigualdad que se agudizó con la pandemia tiene que ver más con temas estructurales.

Lo anterior obedeció a que, en el país, el 94 por ciento de los jóvenes de 15 años, que viven en entornos favorecidos cuentan con acceso a internet, situación que se opone al 29 por ciento de quienes están en condiciones de vulnerabilidad y esto profundiza las brechas en la calidad educativa, afectando negativamente a las matrículas.

La rectora de la Universidad del Caribe (Unicaribe), Ana Pricila Sosa Ferreira, abundó que el uso más intenso de las tecnologías en la educación era una tendencia y ahora la pandemia la aceleró, y ya se deben apresurar e incorporar modelos de aprendizaje no presenciales multimodales, para lo cual trabajan con la Secretaría de Educación.

Además, se debe considerar reformular los planes de estudio de las asignaturas y trabajar en crear comunidad universitaria, puesto que tiene un papel primordial para asimilar y resolver conflictos, lo que se ha dificultado por las actividades no presenciales.

“Se debe orientar la educación a la sustentabilidad, ya que con el receso de actividades los ambientes descansaron y se pudieron regenerar. Esa lección debemos aprenderla. Debemos poner la sustentabilidad en la base del modelo educativo y de consumo, así como la convivencia y comunidad”.

Te puede interesar: Presumen reactivación del Caribe mexicano ante el WTTC