A un año del adiós en el Andrés Quintana Roo

294
A un año del adiós en el Andrés Quintana Roo
  • El 28 de febrero del 2020, 3 mil 275 personas asistieron al que sería el último partido con público en el estadio Andrés Quintana Roo en Cancún, así como el último del Atlante en el caribe mexicano.
VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO. –  El 28 de febrero del 2020, 3 mil 275 personas fueron al estadio Andrés Quintana Roo a disfrutar de la rivalidad regional entre el Atlante y los Venados en la fecha 6 del torneo Clausura 2020, con la esperanza de pasar un buen rato, sin pensar que pasarían a la historia por formar parte del último partido con público en Cancún, así como el último de los azulgranas en el caribe mexicano.

Los pupilos de Alex Diego pusieron todo su empeño para que el público pasara un rato amargo, con pocas emociones en la cancha y más tarjetas amarillas (cuatro) que oportunidades de gol, sin saber que un cataclismo mundial cambiaría todo el panorama en cuestión de semanas.

Los siguientes dos partidos de los Potros, fueron en calidad de visitante: cayeron 2-0 contra Mineros y vencieron 1-0 a Alebrijes. A partir del 15 de marzo, se determinó la suspensión del resto de los juegos del torneo ante la llegada del Covid-19 a México.

Posteriormente, la Liga dio a conocer que ningún equipo podría ascender, se desapareció el ascenso para crear la Liga de Expansión y eliminar el descenso del futbol mexicano durante los próximos 3 años.

Durante las siguientes semanas, comenzaron los rumores de su partida, como cada año, motivados por la nostalgia de sus más fieles seguidores, procedentes de la capital mexicana, sin embargo, el cambio más llamativo surgió cuando su directiva, encabezada por Gabriel Solares, adquirió a los Gallos Blancos de Querétaro. 

Tras el anuncio, jugadores del primer equipo dieron a conocer, por medio de sus redes sociales, cómo llevaban a cabo su mudanza rumbo a distintos puntos de Querétaro, y confirmar, de manera extraoficial, su salida del club. 

Finalmente, el 26 de julio, Atlante dio la estocada final a su pobre paso en el caribe mexicano después de hacer oficial su regreso a la Ciudad de México y al Estadio Azul, su casa durante varios de sus años como equipo de primera división, dejando atrás 13 años de historia en Cancún, donde la ciudad vivió una corta luna de miel y muchos malos momentos en un matrimonio forzado por intereses políticos.

Aquellos intereses políticos lograron instalar a Cancún FC, antes Cafetaleros de Tapachula, para tratar de llenar el hueco del Atlante, sin embargo, la pandemia mundial de coronavirus, ha impedido que la afición regrese al estadio Andrés Quintana Roo a borrar ese amago 0-0 que, hasta el momento, ha sido el último juego con público en Cancún.

Te puede interesar: Regresa la actividad de Tercera División para QR