Reprocha Robles trato privilegiado de FGR a Lozoya y Zebadúa

356
  • Rosario Robles reprochó el trato discriminatorio que ha recibido de FGR a la hora de gestionar un beneficio para concluir su proceso
ABEL BARAJAS

CIUDAD DE MÉXICO.- Con una voz a ratos entrecortada, Rosario Robles reprochó el trato discriminatorio que ha recibido de la Fiscalía General de la República (FGR) a la hora de gestionar un beneficio para concluir su proceso, solicitud que asegura haber planteado porque cada día que pasa en prisión se está muriendo.

Sin mencionarlos por sus nombres, la ex Secretaria cuestionó el trato benevolente de la FGR a Emilio Lozoya y Emilio Zebadúa, con quienes ha negociado un criterio de oportunidad y les ha dado todo tipo de facilidades para no pisar la cárcel.

Robles expuso lo anterior durante la audiencia intermedia celebrada el viernes pasado ante Ganther Alejandro Villar Ceballos, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, según un audio de la diligencia al que se tuvo acceso.

“Por la afectación económica, familiar y de salud, porque cada día que paso en Santa Martha yo me estoy muriendo, quería abreviar este proceso, pedir el mismo trato que se le ha dado a otros, no pido un privilegio, todo el tiempo he hablado de cancha pareja y no la he tenido, y eso es lo que quiero que quede muy claro”, dijo al tomar la palabra.

“Sí quiero dejar muy claro este trato desigual, profundamente discriminatorio, (soy) la única mujer que está en la cárcel. Este sí es el pacto que no han podido romper, no pueden romper el pacto patriarcal, porque forman parte de este pacto y me da pena que mujeres puedan ser expresión de esa política patriarcal, de esta discriminación, porque soy la única, hoy por hoy, un año y medio después, que está en la cárcel, señor juez. Soy la única que ha tenido que padecer toda esta situación”.

“Entonces, sí quiero, perdóneme lo efusivo, pero cada día que se vive allí, yo de veras he llegado a la conclusión que si allí estuvieran los ministerios públicos una semana, no más, absolutamente su manera de tratar a todo mundo sería totalmente diferente”.

La ex titular de la Sedatu y la Sedesol comentó al juez que, pese a que en una audiencia de hace un mes instruyó a la FGR a entablar una negociación, en aras de buscar un acuerdo para que ella accediera a un criterio de oportunidad o un procedimiento abreviado, eso nunca sucedió.

A los fiscales federales incluso les dieron un plazo de cinco días para informarle al juez de la fecha y hora en que visitarían a Robles en el penal de Santa Martha Acatitla, pero nunca acudieron y en lugar de ello comunicaron por escrito al juzgador que no le darían ningún beneficio.

El criterio de oportunidad consiste en colaborar con las autoridades a cambio del retiro de la acción penal, mientras que el procedimiento abreviado es un acuerdo en el que el inculpado se declara culpable a cambio de una pena mínima.

“Nadie me visitó en el penal de Santa Martha Acatitla, nadie me ha hecho a mí, Rosario Robles, una propuesta, me extraña enormemente las posturas que aquí se han señalado, no sólo por los casos que son públicos, que todos conocemos, de gente que fue trasladada en helicóptero a un hospital sin pisar la cárcel (Lozoya), y quien está en la misma causa conmigo (Zebadúa) y no ha pisado un minuto la cárcel, porque se le dio ese criterio de oportunidad”, criticó.

“Me pregunto ¿me mandaron a Santa Martha por una licencia falsa? Me la inventaron, me han obstaculizado en todo momento el poder cambiar mi medida cautelar”.

Arremete contra la ASF

La ex funcionaria también se lanzó contra la Auditoría Superior de la Federación porque ahora comparte con la FGR la postura de cobrarle una reparación del daño por más de 5 mil millones de pesos, como condición para concederle algún beneficio para terminar con su proceso.

Este pago es realmente la condición en la que la Fiscalía ha sido absolutamente inflexible con Robles, y su defensa incluso ha cuestionado esta posición porque el delito de ejercicio indebido del servicio público, por el cual se inició el proceso, no contempla el pago.

La ex Secretaria no dejó pasar la oportunidad para cuestionar el prestigio de la ASF, aparentemente por el error de corregir una de sus estimaciones sobre el costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, tras las críticas del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La Auditoría Superior de la Federación, y quiero decirlo con toda claridad, no entiendo por qué habla de reparación del daño, tiene facultades muy claras, señor juez, tiene facultades de pedir procedimientos resarcitorios, porque eso es lo que le interesa a una parte como la ASF, nunca pidió un procedimiento resarcitorio con relación a mi persona, son individualísimos, personalísimos, todos lo sabemos en la administración pública. Jamás, porque nunca encontró un elemento que implicara que yo tuviera que pagar un daño, nunca me demandó”, expuso.

“En el único proceso en el que (la ASF) está como parte ofendida es en éste de omisión, en los que se están discutiendo los procesos de firma de convenios, que por cierto aquí mismo la Fiscalía dijo que no tuviera acceso a esas carpetas porque no estaba yo involucrada en ninguno de esos convenios, que tienen pesos y centavos, allí no está la Auditoria; y además, se utiliza la Auditoría cuando se le descalifica públicamente, como lo estamos viendo en estos días. Yo sí estaría ofendida, allí sí me sentiría parte ofendida”.

Pide negociar con superior de FGR

En su oportunidad, el abogado Epigmenio Mendieta comentó al juez que él no tenía ningún interés en participar directamente en la posible negociación de un beneficio con Robles, porque no quiere poseer la información que ella tiene y puede ofrecer a la FGR.

Insistió que ella debe de llevar directamente el trato con la autoridad, aunque hizo la sugerencia de que debiera ser con personas distintas a los fiscales que han estado a cargo del proceso, ya que la relación con ellos se ha desgastado.

Robles secundó al abogado y pidió que su trato sea con un alto funcionario pueda decidir si le concede el criterio de oportunidad o el procedimiento abreviado.

“Yo sigo insistiendo, su señoría, tiene que ser alguien con capacidad de decisión, definitivamente, pues aquí ya no hay una forma de llegar a un acuerdo, entonces, yo pienso que se trata de buscar la verdad y de hacer justicia, yo no voy a mentir, en aras de conseguir un procedimiento anticipado o un criterio de oportunidad,” manifestó.

“Yo voy a hablar con la verdad, a lo mejor el problema es que la verdad no es la que ellos creen que van a obtener, ellos quisieran otra verdad, no sé, entonces, sí me gustaría muchísimo que fuera con alguien con capacidad de decisión, un superior jerárquico que pudiera platicar conmigo”. El próximo 26 de marzo se reanudará la audiencia intermedia y para entonces la Fiscalía ya habrá decidido si procede o no uno de los beneficios solicitados.