NIDO DE VÍBORAS

437
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

MUY CHONCHO el lío jurídico, político en que se encuentra Laura Fernández Piña, la alcaldesa de Puerto Morelos. El asesinato de uno de sus funcionarios directos, haya sido o no su candidato sucesor, la coloca en un lugar muy delicado. En el filo de la navaja de la credibilidad, la deshonra (que no creemos le preocupe) y la invalidez legal en el servicio público. La Presidenta Municipal tiene aspiraciones a ser diputada federal, pero, todo indica, hasta ahora, que su carrera política iniciada con su padrino el lúgubre y oscuro Roberto Borge Angulo llegó a su fin. O al menos así parece. El lodazal de abusos y despojos de decenas de terrenos en su municipio ha tenido un desenlace fatal, pero el partido verde está reclamando sus posiciones ya previamente negociadas con Morena y eso a doña Laurita la trae muy preocupada e inquieta por estos días.

ESA TENSIÓN de la cuerda de intereses que rodean al misterioso asesinato de Ignacio Sánchez Cordero, junto con el homicidio también del hermano Darío Sánchez hace algunos meses y la presencia siempre en temas de territorio y actividad agropecuaria del padre de estos dos personajes caídos en el cumplimiento de sus deberes, Ignacio Sánchez Herrera, director de Fomento Agropecuario y Pesquero del municipio y líder municipal de lo que queda de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Puerto Morelos, dejan muy mal parada a la funcionaria del Ayuntamiento más joven de Quintana Roo frente a la justicia por más que acuse con el índice a otros, como fue el caso de echarle los tiburones a Tirso Esquivel, quien ya saltó al ring para defenderse a puño limpio y sin guantes en esta guerra de acusaciones. ¿Quién mató a Nacho?

NO NOS referimos quién, como autor material, en este nido lleno de víboras asustadizas al plomo, sino al sujeto o sujetos confabuladores del asesinato. Para empezar en las indagaciones tomemos un viejo adagio político policial porque sacude siempre estos casos como primera pregunta obligada: ¿A quién beneficia su muerte? Además, en el contexto del proceso electoral que vivimos y de ser el funcionario asesinado el más paseado y encandilado para ser candidato, si no se aclara en su justa dimensión y realismo, quien llegue será al menos alguien que es parte del crucigrama de delincuentes que movieron todo el tinglado utilizando la amenaza violenta del te alineas o plomo.

NO NOS referimos tampoco, por supuesto, al contexto de otros casos de asesinatos políticos. No es ese personaje con el halo de mártir, sino a la forma en que se hizo: en plenas elecciones, en los días previos para destaparlo. Pero siempre quedará la duda porque en ese municipio sonaban otros suspirantes verdes que son investigados por asuntos dudosos con la justicia mexicana e internacional. En este municipio hablamos del “tapado” para suceder a la mal recordada alcaldesa de Muerto (perdón, Puerto) Morelos que ya se había negociado, como se difundió ampliamente en los medios de comunicación, y que el abanderado estaba más verde que un cadáver, pero tampoco era como para tomárselo tan en serio. Esa clase violenta que está dispuesta a todo con tal de salirse con la suya.

DESDE HACE algunos meses la situación de intereses políticos y económicos en Puerto Morelos comenzaron a salir a la luz pública. La construcción del Tren Maya y sus estaciones, así como los numerosos desarrollos de fraccionamientos en la selva y la devastación de extensas zonas. El diario digital sinembargo.mx dio cuenta a detalle de cómo un grupo de empresarios despojaron a decenas de ejidatarios de sus tierras para construir varios desarrollos inmobiliarios. Hay mucho dinero de por medio en este municipio que supera cualquier frágil acuerdo verbal de quien vaya o no para contender por la Presidencia Municipal. Hay un asesinato que debe aclararse cuanto antes y Laura Fernández deberá abandonar sus aspiraciones. De otra manera, habrá temporada de huracanes en este municipio.

@Nido_DeViboras