Sufre ‘patriarca’ Sánchez Herrera a sangre y fuego

686
Sufre ‘patriarca’ Sánchez Herrera a sangre y fuego
  • Ignacio Sánchez Herrera, líder de la CNC municipal y director general de Fomento Agropecuario del Ayuntamiento, ha perdido en menos de un año a sus dos hijos: Darío e Ignacio.
ÉDGAR FÉLIX

PUERTO MORELOS, Q. ROO.- El “patriarca” Ignacio Sánchez Herrera, líder de la CNC municipal y director general de Fomento Agropecuario del Ayuntamiento, ha perdido a sangre y fuego, en menos de un año, a sus dos hijos: Darío e Ignacio.

El primero fue baleado el seis de marzo de 2020 y el segundo fue asesinado apenas en la mañana del miércoles 24 de febrero pasado, cuando se perfilaba para ser el aspirante más fuerte a la Presidencia Municipal.

También, en este tiempo convulso que ha vivido vertiginosamente de cerca Ignacio Sánchez Herrera, el 14 de noviembre del año pasado mataron en medio de una lluvia de balazos a su fiel escudero Rodolfo Hernández Flores, alias el “Popo”, quien fungía como subdirector del área donde él es director general, y sobre quien pesaban graves acusaciones de despojo de tierras y vínculos con grupos delincuenciales.

Más de mil 500 campesinos y ejidatarios de “La Libertad” Puerto Morelos han denunciado y destapado varios escándalos de corrupción y abuso de funcionarios municipales, estatales y federales, pero sólo dos tienen que ver directamente con Ignacio Sánchez Herrera. El primero, acusando legalmente al diputado federal del Partido Acción Nacional, Eukid Castañón Herrera, de robarles un millón y medio de pesos, que les pidió a cambio de entregarles apoyos del Fondo de Ecoturismo, dinero que nunca vieron y que fue promovido por la Dirección que dirige.

Además, productores de Leona Vicario denunciaron directamente al subdirector de Fomento Agropecuario y Pesquero del municipio, Rodolfo Hernández Flores, quien fuera muy cercano a Sánchez Herrera, de haberles pedido 10 mil pesos para “bajarles proyectos” que tampoco vieron. Ambos casos fueron archivados y denunciados por escrito por los afectados. Ninguno fue aclarado por las autoridades judiciales o competentes ni se supo en qué derivaron las investigaciones de este caso con número de expediente 250417/FGEQROO/2017/3ra.

Pero el “patriarca” Ignacio Sánchez Herrera ha tenido muchos claroscuros en su vida como funcionario de primer nivel del Ayuntamiento de Puerto Morelos. Por ejemplo, hasta ahora pocos se explican cómo el “Popo”, excomandante policial en el municipio de Cozumel, haya sido el principal promotor de lo que llamó una experiencia “espiritual” al velar por el derecho de 340 adultos mayores del poblado de Leona Vicario mediante la organización “Ayúdenos a ayudar”, con la que entregaba alimentos y apoyos de sobrevivencia.

Y pocos se explican esas labores altruistas porque en la administración del exalcalde Gustavo Ortega Joaquín trabajó en el grupo de Reacción Política Criminal, dependiente de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, a cargo del controvertido Orlando Saucedo Pinta, quien llegó a Cozumel para trabajar en la actual administración de Pedro Joaquín Delbouis, y quien trajo al “Popo” para trabajos de “inteligencia” contra el narcotráfico y otras actividades ilícitas, pero por diferencias con el director de la Policía, Guido Renán Rosas López, decidió retirarse y se llevó a “sus” elementos”. Nueve meses después fue asesinado.

Unos meses antes el “Popo” había sido asesinado durante una larga persecución y balacera desde Leona Vicario a Puerto Morelos.

El primero de los Sánchez Cordero, Darío, murió brutalmente acribillado. Algunos pobladores señalan, como es tradicional en estos casos, que se trataba de bandas del narcotráfico que controlan este municipio, pero las autoridades de investigación nunca confirmaron las acusaciones. Lo único cierto es que la forma en que se dieron los hechos llevaba la firma de grupos delincuenciales.

Y hace algunas semanas, se escribía en varias columnas y medios de comunicación locales, que el más fuerte candidato de la alianza Verde-Morena-PT para la Presidencia Municipal sería Ignacio Sánchez Cordero, a quien señalaban como el delfín de la actual alcaldesa, Laura Fernández Piña, justo por la gran cantidad de giras realizadas últimamente con él y porque había sido políticamente bien cuidado al colocarlo como director de Desarrollo Social. Fueron días de asuntos pre electorales y de constantes reuniones con “Nachito”.

Sin embargo, la tormenta caía unos días después, a las nueve de la mañana del 24 de febrero, en una cafetería cercana al Palacio Municipal de Puerto Morelos, donde era asesinado a quemarropa “Nachito” Sánchez.

Te puede interesar: Comparte profesor material porno ¡en plena clase!