‘Una película de policías’ aspira al Oso de Oro

302
película

  • Está por estrenarse en la Berlinale ‘Una Película de Policías’, único título en español que compite por el Oso de Oro.
HUGO LAZCANO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El viernes se estrena en la Berlinale Una Película de Policías, el único título hablado en español del certamen que compite por el preciado Oso de Oro.

Si bien el director Alonso Ruizpalacios y las productoras Elena Fortes y Daniela Alatorre se reservan cualquier predicción, confían en que tienen con qué sacar la casta en una Sección Oficial curada con obras de alta factura de Francia, Alemania, Japón y Corea, entre otras naciones.

Por qué Una Película de Policías es más que una propuesta de festival

Resulta, para quienes la han visto, una experiencia visual que juega con las estructuras narrativas y que conmueve al espectador, entre la realidad y la ficción, sobre una realidad compleja.

Teresa (Mónica Del Carmen) y Montoya (Raúl Briones) son dos oficiales de policía que tratan de dar lo mejor de sí en una institución a la que la corrupción lacera en su credibilidad.

En el encuentro de sus soledades harán equipo para progresar, pero la maquinaria de la impunidad purgará su anhelo.

Ruizpalacios (Güeros, Museo) cuenta que se sintió atraído por el concepto de cine que proponen Fortes y Alatorre con su firma No Ficción: propuestas de impacto social con técnicas documentales.

“Yo tenía ganas de explorar ese mundo, nos juntamos con la idea, primero, de hacer una cinta sobre la impunidad y la corrupción. Fueron como año y medio… dos años de investigación, de tallereo y lluvia de ideas y de hacer muchas entrevistas con especialistas en el tema, siempre con la idea de acercarnos al mundo de los policías”.
Pero todo el proceso fue cambiando conforme avanzaba, asevera.

“Lo que más nos interesaba era la policía, el elemento de a pie, que, finalmente, es la frontera entre la sociedad civil y el Estado. Son los que finalmente dan la cara de la ley.

Todos tenemos una opinión muy fuerte de la policía, todos tenemos historias con ella”.

En esa búsqueda dieron con la Teresa y el Montoya reales, con quienes el director y sus productoras hallaron la clave para narrar una historia llena de matices y vaivenes emocionales, con una puesta en cámara inédita, al menos, en el cine nacional.

Cobijado por Netflix, cuyo estreno en la plataforma (que será muy por el estilo de Roma, de Alfonso Cuarón) aún no está definido, el filme iniciará un largo viaje por festivales después de Berlín.

“La idea es que tenga, en este largo recorrido en festivales, elementos que generen un amplio diálogo y que motive reflexiones, no solamente sobre el tema, sino sobre el género cinematográfico, entre lo que significa hacer cine entre la realidad y la ficción”, dice Alatorre.

El camino de cuatro años andado, resalta Fortes, ha sido de enorme satisfacción por lo ya logrado, de modo que lo que viene es aún más emocionante.

“Más allá del festival, el objetivo es que se vea muy lejos, en todas partes, que sea accesible. Es una película que tendrá muchas ventanas y eso es lo que nos emociona”, señala

Así lo dijo

“Espero con ansias cuando podamos ir a la Berlinale en el verano, en su parte presencial, para mostrarla al público”. Alonso Ruizpalacios, cineasta.

Te puede interesar: Raya y una gran búsqueda épica