Un mezcal por ellas

532
mezcal

  • Bajo el nombre de Kuaa Nani, Reina Calixto García elabora un mezcal con agua de manantial y agaves cupreata.
NAYELI ESTRADA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- En la comunidad mixteca El Calvario, en Guerrero, manos expertas de mujeres sagradas transforman el agave en expresiones sublimes.

Bajo el nombre de Kuaa Nani (mujer sagrada en mixteco), Reina Calixto García elabora un mezcal con agua de manantial y agaves cupreata, que crecieron durante 10 años en una región vegetal y fría. Tras cocinar sus corazones en un horno de tierra, realiza una doble destilación.

“Para mí es un honor trabajar con tantas mujeres que nacieron en las vinatas, oliendo el maguey cocido y curándose con el agave. Son mujeres sagradas porque, desde el suelo, han cultivado una transformación”, reconoce la doctora Jeiry Toribio, secretaria estatal de la Asociación de Mujeres del Mezcal y Maguey de México.

Muchas mujeres, como Reina, han caminado solas por las sierras agaveras, su impulso: buscar una mejor calidad de vida para los habitantes de su región y dar visibilidad a ese 40 por ciento de la industria de los destilados de agave integrado por mujeres.

“Nadie se había atrevido a llegar a lo recóndito de la sierra, con toda la inseguridad, sacar a las mujeres y decirles que, a pesar de que la destilación sea hecha por su esposo, también es un trabajo de ellas y pueden apropiarse de su producto.

“La historia y sororidad con que hemos trabajado, sin egoísmo, nos ha presentado a personas que vibran en la misma sintonía. Hoy podemos decir que, a través del mezcal, llevamos luz a lugares que no tenían”, destaca Jeiry.

Diversas, como los terruños que dan vida a sus historias, las Mujeres del Mezcal y Maguey se han organizado en diferentes capítulos, y sirven de embajadoras también a otros destilados orgullosamente mexicanos, como sotol y bacanora.

En 2012, Yolanda Ruiz Sánchez tomó las instalaciones del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) para exigir avance en la Denominación de Origen del mezcal en Michoacán. Tras lograr su objetivo, decidió comenzar la asociación.

“Cuando los hombres dijeron que el lugar de las mujeres no era en el mezcal, decidí que tenía que formarla. Nuestro mayor logro es entender que somos compañeras y ser sororas”, afirma la fundadora.

Para Ruiz Sánchez, la importancia de las mujeres en la industria del agave no solo está detrás de un alambique, dirigiendo la operación; son igual de imprescindibles quienes alimentan a la fuerza de trabajo que quienes ponen el capital.

Acompañar es el verbo que mejor define su labor con los productores. A partir del complejo engranaje que han construido dan visibilidad e impulso internacional a proyectos, logrando incluso obtener medallas en concursos internacionales.

“Visitamos a estas familias para hacerles la invitación de que se sumen a la asociación, principalmente a los que no cuentan con un acompañamiento y que vendían a granel”, explica Beatriz Valenza, presidenta del capítulo Guerrero.

Es complicado determinar la cantidad de mujeres que destilan el espíritu del maguey dentro de su geografía; sin embargo, lo que sí se sabe es que el capítulo Guerrero pasó de representar dos marcas, a estar conformado por 20, distribuidas en cinco municipios.

“Somos tierra, naturaleza, aire y fuego, en mi estado somos guerreras, como el nombre lo dice. El mezcal de Guerrero es un himno, parte de nuestras raíces y de los que somos. A mí, esta cadena productiva me llena de orgullo”, presume Jeiri.

La destilación casera es común en muchos municipios de Guerrero, superando los 600 productores.

Gracias a las gestiones de la asociación, en la destilería “El Rincón del Progreso”, en Coaxtlahuacan, donde se elabora el mezcal Infinita Abundancia -ganador de medalla de plata en el Concurso Mundial de Bruselas-, se colocaron paneles solares y ahora los maestros mezcaleros pertenecen a la misma comunidad.

“La medalla no sólo es del productor, también de la comunidad, porque le da eco para que más gente pueda ubicarla. Queremos diseñar la ruta del mezcal para que la gente sepa que el estado tiene mezcal de gran calidad y dónde buscarlo”, destaca Toribio.

Jeiry Toribio Jiménez

Se desempeña en la investigación agrícola. Actualmente trabaja en conjunto con Amairani López en el desarrollo de un banco de levaduras.

“Con el banco de levaduras queremos proponer un mezcal distintivo para cada fábrica, con levaduras autóctonas para darle su propia personalidad”.

Yolanda Ruiz Sánchez

“Mis primeros recuerdos son las friegas de alcohol, la pócima de maguey para las gripas, el mezcal con miel y limón para la garganta: me enseñaron a curarme y alimentarme con derivados del agave”.

Yolanda es fundadora y directora de la asociación. Además de gestionar el apoyo para cada región productora, lucha por la libre competencia en las certificaciones de mezcal.

“Tenemos que luchar por una libre competencia, para que cada productor pueda acceder al organismo certificador que prefiera. Los costos podrían bajar mucho y subir la calidad poniendo ese dinero en otras inversiones”.

Beatríz Valenzo Campos

“Los aromas del agave cupreata cocido me conectan con mi historia familiar. Mi mamá falleció cuando yo tenía 8 años y mi abuelo me cuidaba. Me gustaba llevarle la comida cuando él destilaba, ahí empiezo a impregnarme del aroma de cada proceso”.

Originaria de Mochotitlán Guerrero, es la actual presidenta del capítulo estatal, que en la última edición del Concurso Mundial de Bruselas obtuvo cuatro medallas: dos grandes oros, un oro y una plata.

Diana Ivette Orbe Díaz

“Me emociona mucho ver a un productor y pensar que cuando lo conocí no tenía ni para comprar una garrafa de 50 pesos y ahora, cuando le pregunto qué sintió cuando ganó una medalla, se le llenan los ojos de agua. Siento que ahí mi trabajo ya está hecho”.

Doctorante en ciencias ambientales para el manejo agroecológico de agave, Diana dedica sus esfuerzos a la parte técnica y social de los agaves guerrerenses.

“Comencé a ver la parte social detrás del mezcal desprotegida, se los compraban muy barato, los timaban, y quisimos involucrarnos en esa parte”.

Te puede interesar: Agua y tenedor para derrotar al calor