Meghan Markle y el Príncipe Enrique tunden a la realeza

419
Meghan

  • Meghan Markle y el Príncipe Enrique presentaron su verdad detrás de su renuncia a la familia real a Oprah Winfrey.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Dicen que detrás de cada historia hay dos versiones, y Meghan Markle y el Príncipe Enrique finalmente presentaron su verdad detrás de su renuncia a la familia real durante una entrevista realizada por Oprah Winfrey, y emitida ayer por la noche por la cadena CBS.

En el encuentro, Meghan Markle relató que fue tanta la presión y críticas que vivió al adentrarse a este mundo, que incluso desarrolló pensamientos suicidas.

“Simplemente no quería seguir viva. Y ese era un pensamiento muy real, claro, aterrador y constante”, confesó la estrella de Suits.

El caso que más la dejó marcada fue la preocupación de la familia real por el color de la piel de su primogénito, Archie, a quien nunca se le dio el título de Príncipe a pesar de ser descendiente de Enrique y séptimo en la línea de sucesión al trono británico.

“Nunca me sentí tan sola. En los últimos meses de mi embarazo me dijeron que nuestro hijo no iba a recibir seguridad. Como no le iban a dar el título de Príncipe, no le daban seguridad. Pero nosotros no habíamos creado esa monstruosa maquinaria a nuestro alrededor: él necesitaba estar seguro.

“El primer miembro de la familia real de color no recibió un título. Y se dijo que fue nuestra decisión, pero no lo fue”, declaró.

Contrario a lo que se pensaba y se había publicado en la prensa británica, Meghan aseguró que Catalina Middleton fue quien la había hecho llorar, y no al revés.

Sin embargo, no quiso entrar en detalles porque no quería arruinar la reputación de la Duquesa de Cambridge, además de que, después del encuentro, la esposa de Guillermo se disculpó llevándole flores.

Durante las dos horas de entrevista, Meghan relató que, si bien en un inicio todos la recibieron con una cálida bienvenida, incluida la Reina Isabel II, su vida en el palacio no fue el cuento de hadas que imaginó y debido a todas estas restricciones, tanto ella como Enrique supieron que debían alejarse por el bien de su familia.

Sobre si teme que estas declaraciones repercutan en un futuro, expresó: “No viviré una vida centrada en el miedo”.

Por su parte, Enrique de Inglaterra compartió lo felices que han sido desde que tomaron la decisión de alejarse de sus deberes reales en enero del año pasado, asegurando que no deseaba un destino como el de su madre, la Princesa Diana, y estar atrapado como otros miembros de su familia.

El Duque aclaró que no desea estar en malos términos con ninguno de sus familiares y espera que el tiempo haga que las cosas se arreglen.

Tomados de la mano y a la espera de su segundo bebé, el cual anunciaron que será una niña que nacerá este verano, la pareja ansía seguir construyendo una vida normal, tras una decisión que, aseguran, significó un nuevo comienzo para ellos.

ASÍ LO DIJO

“Mi único remordimiento es haber creído que estaría a salvo con ellos (familia real)”.
Meghan Markle.

Te puede interesar: Felicidad y euforia en el ‘Limbo’ de G. Iñárritu