Protestan contra créditos impagables en Cancún

628
Cancún
  • Un centenar de personas realizan una marcha de la Glorieta del Ceviche al Ayuntamiento para protestar por el despojo de viviendas.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Propietarios de viviendas que padecen angustias y miedo por enfrentar desalojos ilegales ante la falta de pago de hipotecas, pidieron apoyo a las autoridades federales para reestructurar créditos impagables.

Fueron al menos un centenar de afectados que demandaron la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador para que el Banco del Bienestar adquiera la cartera vencida y ofrezca mejores condiciones crediticias mediante un esquema de pagos congelados no mayores a 2 mil 800 pesos mensuales.

Trabajadores, jubilados y personas dedicadas al hogar advirtieron que también interpondrán amparos para evitar ilegales desalojos en cuyos procedimientos se les priva de notificación y de defensa jurídica, además que se mantendrán en resistencia civil pacífica.

Los afectados, que estuvieron encabezados por la Asociación Nacional en Defensa de la Vivienda y de Asistencia Social, A.C. (representada por su presidente Oshniel Peña Altuzar), integraron una marcha en la que exigieron justicia, que partió de la icónica Glorieta del Ceviche a la Plaza de la Reforma en el Palacio Municipal de Cancún.

Los propietarios revelaron que mientras algunos fueron obligados a dejar sus viviendas, a otros se les exigen pagos al contado de hasta 800 mil pesos o que se comprometan a una reestructuración por más de un millón de pesos, cuando originalmente los créditos que obtuvieron (la mayoría en UDI’s) fueron de 385 mil pesos.

La exigencia a las autoridades fue para obtener pagos justos, ya que al estar bajo ese esquema crediticio los montos de pago se dispararon de mil hasta casi 5 mil pesos mensuales en el último lustro, y que se complicó más por la falta de empleo derivada de la paralización económica que causó el Covid-19.

Hubo personas, por ejemplo, que adquirieron inmuebles con la hipotecaria “Su Casita”, declarada en quiebra, sin que tengan certeza del destino que tendrán los inmuebles.

“De un día para otro dejó de operar, situación completamente ajena a los acreditados, aunado a que al día de hoy nunca se nos notificó personalmente del cambio de administración, quedando en estado de vulnerabilidad, ya que no existen políticas que nos amparen”.

Otros denunciaron la “voracidad” de despachos jurídicos que actúan en un supuesto contubernio con el Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) para despojar propiedades, a través de desalojos violentos o con el uso de engaños para amedrentar sin que existan notificaciones ni derecho a defenderse.

Los quejosos habitan algunas de las zonas más populares de Cancún, como los fraccionamientos Hacienda Real del Caribe, Calakmul, Los Ángeles, Los Héroes, La Guadalupana, Costa Azul, Villas del Mar, Paseos Kabah, Villas Otoch y Villas Otoch Paraíso.

Te puede interesar: Enoja a morenistas decisión de cúpula