Dice realeza de GB: No somos una familia ‘racista’

313
Dice realeza de GB: No somos una familia 'racista'
  • Enrique y Meghan Markle abordaron el racismo, la salud mental y el tratamiento que les han dado los medios y otros integrantes de la familia real británica.
STAFF / AGENCIA REFORMA

MADRID, ESPAÑA.- El príncipe Guillermo aseguró que “la familia real británica no es racista” y matizó que no ha hablado con su hermano, el príncipe Enrique, desde la entrevista que concedieron los duques de Sussex a Oprah Winfrey.

“No somos una familia racista”, aseveró el duque de Cambridge en declaraciones a los medios; de forma paralela, indicó que planea hablar con Enrique.

Enrique y Meghan Markle abordaron el racismo, la salud mental y el tratamiento que les han dado los medios de comunicación y otros integrantes de la familia real británica.

Una de las revelaciones más impactantes de la entrevista fueron las conversaciones sobre supuestas “preocupaciones” por el color de la piel del hijo de los duques, Archie, puesto que Markle es birracial.

Winfrey matizó horas más tarde que ni la reina Isabel II ni su marido, el príncipe Felipe, hablaron nunca con la pareja sobre el color de la piel del bebé.

La Casa Real británica se declaró “preocupada” por las acusaciones de racismo vertidas en la entrevista.

Subrayó que las aseveraciones tenían que tomarse “muy en serio”, asegurando que la familia las abordaría “de forma privada”.

El Palacio de Buckingham afirmó, en un comunicado, haberse “entristecido” al conocer los desafíos a los que se enfrentaron los duques de Sussex durante su tiempo en Reino Unido.

El tono desafiante

La casa real británica ha decidido dar un paso más en su respuesta a las acusaciones de racismo vertidas por los duques de Sussex.

“Mi familia no es racista ni de lejos”, recalcó el príncipe Guillermo, hermano de Enrique y segundo en la línea de sucesión al trono, a las cámaras de Sky News, durante un acto oficial al que asistió en el este de Londres.

No era el tono desafiante o irritado que han pretendido describir algunos medios británicos, pero resultaba revelador del estado de ánimo de los integrantes de la familia real.

Guillermo quiso dar a la opinión pública una respuesta contundente, a pesar de que la estrategia de la reina era en un principio dejar que las aguas se templaran después de una primera respuesta oficial.

Te puede interesar: Meghan Markle y el Príncipe Enrique tunden a la realeza