Ya hay más celulares que población en México

518
celulares
  • Por primera vez en México se registran más líneas de telefonía celular que número de habitantes; la ‘teledensidad’ está arriba del 100%.
SILVIA OLVERA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Al cierre de 2020 México superó en número de líneas de telefonía móvil al de su población, de acuerdo con “The Competitive Intelligence Unit” (CIU).

La empresa informó que, al finalizar el cuarto trimestre del año pasado, en el país había 126 millones 14 mil 548 líneas de telefonía celular, cuando según el Censo de Población y Vivienda —recién publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)— había 126 millones 14 mil 024 personas.

“Por primera vez en México la ‘teledensidad’ o penetración móvil ha roto la barrera de los tres dígitos para ubicarse ligeramente por arriba del 100 por ciento, es decir que, en números redondos, contamos ya con más líneas móviles que personas en nuestro territorio”, indicó la firma.

“Las estrategias adoptadas por los operadores móviles para atender las necesidades de conectividad de los usuarios durante la pandemia han rendido frutos a tal grado que, a pesar de la marcada caída de la actividad económica de 8.5 por ciento, el número de líneas móviles creció 1.5 por ciento, es decir, 10 puntos porcentuales más”.

El primer país en Latinoamérica en alcanzar una “teledensidad” del 100 por ciento fue Argentina en el 2007, impulsado por adversas condiciones de interconexión, del perverso “efecto club” de roaming, entre otras razones, que inducían a los consumidores a contratar dobles y triples líneas, describió la consultora.

En la región, un vasto número de países registra similarmente “teledensidad” móvil superior al 100 por ciento bajo diversas condiciones de mercado y regulatorias.

“Mientras que en México esta cifra se alcanzó luego de los esfuerzos competitivos en inversión y abundancia en la oferta de servicios a precios asequibles y en condiciones de mayor calidad y cobertura, complementados con la evolución tecnológica y del marco regulatorio e institucional”, refirió.

Todo esto, dijo CIU, propició la elevación del coeficiente de “teledensidad” móvil de 81.3 líneas por cada 100 habitantes a uno de 100 por ciento, en el periodo 2010-2020.

Es de esperar que ante el “empujón digital” y la caracterización cada vez más esencial de las telecomunicaciones para la operación y la reactivación económica y social, continúe la contratación y profundización de sus servicios.

Sin embargo, precisó que aún queda pendiente una larga agenda regulatoria, condiciones verdaderamente competitivas, una agenda digital nacional, adopción de servicios para verticales productivas, de salud y de educación, entre muchos otros elementos.

Te puede interesar: Afinan vigilancia contra grandes contribuyentes