Flora y fauna impactadas por incendio

500
flora

  • Los incendios representan un peligro para las poblaciones de ciertas especies de flora y fauna, no solo afectan el funcionamiento de los servicios ecosistémicos.
DANIEL SANTIAGO / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, N.L.- El oso negro y la endémica musaraña, aves como la cotorra serrana oriental y la aguililla pecho rojo son algunas de las especies que sufren el incendio que azota desde la tarde el martes la Sierra de Santiago.

Marco Aurelio González Tagle, especialista en evaluación de incendios forestales en la Facultad de Ciencias Forestales de la UANL, señala que los incendios no solo afectan el funcionamiento de los servicios ecosistémicos por pérdida de área forestal, sino que representan un peligro para las poblaciones de ciertas especies de flora y fauna.

“Dentro del Parque Nacional Cumbres de Monterrey se encuentra una gran variedad de especies de fauna entre ellas el oso negro y la endémica musaraña, ambas sujetas a protección especial y el venado cola blanca”, destaca a EL NORTE

En cuanto a aves se puede mencionar a la cotorra serrana oriental (en peligro de extinción), la aguililla pecho rojo, halcón peregrino y el tecolote oriental (estos tres últimos bajo protección).

“En el caso de las aves, los incendios afectan sus lugares de anidamiento y percha”, indica el investigador.

“Algunos mamíferos grandes logran ponerse a salvo de los incendios. Al contrario, animales pequeños como los roedores y reptiles les es difícil escapar de los incendios, ya que no pueden desplazarse a grandes distancias en tan corto tiempo. Por otra parte, los incendios generan nuevos tipos de habitats para la fauna y flora, modificando la estructura y composición de la vegetación previa”.

De acuerdo con el Gobierno estatal, el siniestro ha afectado alrededor de mil 200 hectáreas de la Sierra de Santiago y se han evacuado zonas donde habitaban cerca de 450 personas, lo que ha llevado a la declaración de zona de desastre.

González Tagle menciona también el daño ocasionado debido a las emisiones contaminantes debido a los incendios. Existe un estudio para el Parque Cumbres de Monterrey que ha estimado en 282 mil 335 toneladas las emisiones de CO2 debido a los incendios que ocurrieron en el área entre los años 2000 y 2011.

El parque aloja un notable número de 55 especies de flora en alguna categoría de riesgo de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT.

Dependiendo de la estructura y composición, hay vegetaciones que facilitan que las llamas alcancen dimensiones mayores. Entre ellas están los árboles de gran tamaño en la zona, como los pinos (Pinus teocote y Pinus pseudostrobus) y encinos.

Otras especies que conforman la vegetación en la zona son los arbustos madroño, el duraznillo, el laurel silvestre, agaves, diversas cactáceas, epífitas y orquídeas entre otros.

HABITANTES EN RIESGO
Flora
Pinos (Pinus teocote y Pinus pseudostrobus)
Encinos
Madroños (una especie de arbusto)
Duraznillo
Laurel silvestre
Agaves
Cactáceas
Epífitas
Orquídeas
Fauna
Oso negro
Musaraña
Venado cola blanca
Cotorra serrana oriental
Aguililla pecho rojo
Halcón peregrino
Tecolote oriental

Te puede interesar: Un viaje por carretera