Identifican desafíos en educación a distancia

425
Identifican desafíos en educación a distancia

Diversas problemáticas se detectaron en la estrategia de educación a distancia, la cuales han sido recopiladas en un informe que ayudara para avanzar.

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Las comunidades escolares tuvieron poco tiempo para organizarse y determinar cuáles actividades y rutas se tenían que seguir con el fin de dar continuidad a los procesos de enseñanza y aprendizaje durante el confinamiento. Educación

En el informe “Comunidades escolares al inicio del confinamiento por SARS-CoV-2. Voces y perspectivas de los actores”, que presentó la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu), se recopilan los retos de la educación a distancia, además de las acciones para avanzar.

Para este reporte se realizaron 224 entrevistas a figuras docentes, directivas, de supervisión, de asesoría técnica pedagógica, jefes de sector, líderes para la educación comunitaria, coordinadores académicos del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), estudiantes, madres y padres de familia en educación básica y media superior.

Se recibieron 236 cuestionarios de estudiantes de diferentes subsistemas de educación media superior a través de un formato en línea. De Quintana Roo sólo un informante colaboró y ningún estudiante participó.

En educación básica y media superior reportaron insuficiente disponibilidad de recursos, deficiente o limitado acceso a internet y poco conocimiento sobre el uso de plataformas y herramientas tecnológicas, derivado de las condiciones económicas propias de las familias, la falta de infraestructura en la localidad de residencia y, en general, al contexto geográfico, cultural y socioeconómico de los informantes

En el caso de educación inicial, además de los desafíos de comunicación, la mayoría de las figuras docentes y directivas consideró como principal reto la participación de las familias.

Los docentes de centros públicos y privados manifestaron que esto se debía, principalmente, a la tendencia a desestimar este nivel educativo y a dar prioridad a las necesidades educativas de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en grados superiores

Una problemática reportada en común en educación básica refiere la disponibilidad de las familias para acompañar a sus hijos e hijas en el proceso de aprendizaje, sobre todo en aquellos casos donde la situación económica de los padres o tutores les imposibilitaba quedarse en casa y estar pendientes de las actividades educativas.

En tanto, las figuras docentes y directivas expresaron la extensión de su jornada laboral por muchas horas más para atender actividades propias del proceso de enseñanza, las solicitudes de familias y autoridades educativas, así como sus propias demandas familiares y domésticas.

Algunos de ellos, sobre todo en media superior, manifestaron incertidumbre respecto a su contratación y pago de salarios.

Entre las sugerencias en este documento está eliminar las barreras para la comunicación y conectividad, trabajar intensamente para expandir una infraestructura de telecomunicaciones que permita tener comunicación con las comunidades escolares a través de radio, televisión o internet.

Impulsar la construcción y uso de mecanismos propios de comunicación y organización que apoyen las labores administrativas y pedagógicas de las escuelas; diseñar y fortalecer esquemas de comunicación accesibles para todos los integrantes.

Que el uso de aplicaciones y plataformas digitales dependan de la señal de internet, se pueden definir mecanismos alternativos de los que todos puedan ser partícipes.

Te puede interesar: Comenzó vacunación contra Covid-19 en Tulum