Administrará Ejército Aeropuerto de Tulum

1533
Administrará Ejército Aeropuerto de Tulum
  • Darío Flota Ocampo confirmó que el nuevo Aeropuerto de Tulum será administrado completamente por el Ejército mexicano y no por el Grupo Asur como sugirieron.
ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- El director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, Darío Flota Ocampo, confirmó que el nuevo Aeropuerto de Tulum será administrado completamente por el Ejército mexicano y no por el Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) como sugirieron esta semana varias publicaciones especializadas, especulando que Asur habría condicionado a Fonatur reubicar la terminal aérea de Mérida, Yucatán, si tendría participación o injerencia en Tulum.

Inclusive cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en octubre pasado que se construiría el aeropuerto de Tulum las acciones de Asur en los mercados de valores de New York y de México, donde cotiza simultáneamente, cayeron estrepitosamente y hoy se han recuperado casi al 100 por ciento. Este efecto fue porque el nuevo aeropuerto de Tulum restará muchísimo flujo de pasajeros a los de Cozumel y Cancún que controla Asur.

Esta estrategia gubernamental de conceder la concesión aérea y construcción al Ejército mexicano que había sido puesta en duda por empresas extranjeras interesadas en participar junto con Asur, confirmada por Darío Flota como la construcción completa para el Ejército mexicano, pone un freno instantáneo a los planes de expansión del poderoso grupo Asur en el sureste del país.

Héctor Navarrete Muñoz, director de Aeropuertos Regionales de Grupo Asur, confirmó también que han tenido encuentros con las autoridades federales para que Asur trabaje donde se decida edificar la nueva terminal aérea de Mérida, y que no se había condicionado la construcción del nuevo aeropuerto de Tulum porque “nosotros somos concesionarios en Mérida y tenemos una concesión por 30 años y 50 años más que se pueden renovar”.

La revista extranjera especializada que publica información delicada de convocatorias y condicionantes de obras en el mundo, Bnamericas, publicó un amplio artículo sobre los planes de expansión de Asur, en el que señala que este grupo que opera nueve aeropuertos en el sureste de México, no había revelado planes hasta esta semana, pero los informes financieros sugieren que el operador sufrió el mayor impacto negativo de la pandemia.

Se espera que la región en la que opera el grupo, experimente un auge turístico en los próximos años debido al Tren Maya, que comenzará a operar en 2023. Esto, en contraste con el Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA) y el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) que tienen planes de construcción aeroportuaria en varios estados de la República.

Sin embargo, algunos expertos opinan que la decisión del Presidente Andrés Manuel López Obrador de adjudicar el contrato para un nuevo aeropuerto en Tulum, Quintana Roo, podría perjudicar la demanda en las tres terminales que Asur controla en la Península de Yucatán. “La oficina de turismo de Fonatur también está persuadiendo al operador para que transfiera el aeropuerto de Mérida en el estado de Yucatán más cerca de la estación del Tren Maya que se construirá en la ciudad”, informó Bnamericas. Los planes finalmente se confirmaron por Darío Flota, quien aclaró que no tiene información fehaciente del caso Yucatán porque no es de su injerencia, pero Tulum es para el Ejército, eso es un hecho.

Según el Portafolio de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Sedena contará con 237 millones 599 mil pesos para realizar estudios de factibilidad técnica, legal, económica y ambiental. Dicho presupuesto está previsto que se ejecute este año. Entre los estudios requeridos se encuentran: Análisis de costo-beneficio, viabilidad económica y evaluación financiera, estudio orográfico y levantamiento de obstáculos, plan maestro, estudio topográfico, planificación arquitectónica a nivel de desarrollo del edificio, desarrollo de ingeniería para la torre de control y terminal de pasajeros, así como el manejo integral de residuos sólidos, impacto social, salvamento arqueológico y viabilidad legal.

Desde octubre de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la construcción de este aeropuerto, en un terreno de 1 mil 500 hectáreas en Tulum, adquirido en la administración del panista Felipe Calderón Hinojosa. Según la proyección del gobierno federal, la obra será inaugurada en 2023, por lo que se espera que a partir de este año se inicien las obras.

Así, este aeropuerto será construido y operado por el Ejército, junto con los tramos seis y siete del Tren Maya, que van de Tulum a Palenque, Chiapas, y también será construido y operado por la Secretaría de la Defensa Nacional, al igual que el aeropuerto Felipe Ángeles, en la Ciudad de México.

Según el gobierno, la obra no reducirá la afluencia del Aeropuerto Internacional de Cancún, ya que hay una gran cantidad de turistas en la Riviera Maya, y con la llegada del tren se abre una posibilidad de diversificación turística hacia el sur de Cancún, Quintana Roo y el resto del sureste de México. El municipio de Tulum ya tenía prevista la construcción de un aeropuerto, desde el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Te puede interesar: Confía Volaris en destinos de Quintana Roo