Acusa el Papa: mafias explotan la pandemia

250
Acusa el Papa: mafias explotan la pandemia
  • El Papa Francisco definió a las mafias como ‘estructuras de pecado’ y ‘contrarias al Evangelio’, también denunció que se aprovechan de la situación que deja el Covid-19.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco denunció que las organizaciones mafiosas “se aprovechan” de la situación que deja la pandemia del coronavirus con negocios a punto de la bancarrota o empresas que quiebran.

“Se están enriqueciendo con la corrupción”, advirtió el Pontífice.

Francisco recordó que en Italia se celebra el Día de la Memoria de las Víctimas de las Mafias, al termine del rezo del Ángelus que celebró de nuevo en la biblioteca sin asomar a la plaza de San Pedro por las medidas restrictivas.

El Papa las definió como “estructuras de pecado” y “contrarias al Evangelio de Cristo”.

“Confunden la fe con la idolatría”, en referencia al culto católico que exhiben algunas familias mafiosas.

“El Papa San Juan Pablo II denunció la cultura de muerte y Benedicto XVI las condenó como camino de muerte. Recordemos a todas las víctimas y renovemos nuestro empeño contra la mafias”.

En su cuenta de Twitter, el Papa Francisco también recordó con un mensaje el día Mundial del Síndrome de Down.

“Todo niño que se anuncia en el seno de una mujer es un don que cambia la historia de una familia: de un padre y una madre, de los abuelos y de los hermanos. Y este niño necesita ser acogido, amado y cuidado ¡Siempre!”.

La discriminación

Y con otro “tuit” hizo referencia al Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

“El racismo es un virus que muta fácilmente y que, en lugar de desaparecer, se esconde y está siempre al acecho.

“Las expresiones de racismo vuelven a avergonzarnos, demostrando así que los avances de la sociedad no están asegurados para siempre”.

El Papa también recordó que este lunes se celebra el Día Mundial del Agua, un recurso que, según ha dicho, “no es una mercancía” sino “un símbolo universal y una fuente de vida y salud”.

Actualmente 2 mil 200 millones de personas viven sin tener acceso a agua potable.

El Papa denunció esta situación e insistió en que es necesario garantizar agua limpia y saneamiento para todos.

Hizo un llamado para que los líderes políticos y económicos trabajen en este fin. “Pienso, por ejemplo, en la Universidad del Agua, en mi tierra, en los que trabajan para sacarla adelante y hacer comprender su importancia”.

Te puede interesar: Determina Vaticano: no unión entre gays