Elefantes africanos son divididos en dos especies

217
Elefantes africanos son divididos en dos especies
  • A partir de hoy, los elefantes africanos están divididos en dos especies: el de bosque y el de sabana, y ambos están en peligro de extinción.
STAFF / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-A partir de hoy, los elefantes africanos están divididos en dos especies: el de bosque y el de sabana, y ambos están en peligro de extinción, apunta la actualización más reciente de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Por primera vez, este instrumento evaluó a las dos especies por separado tras la aparición de nuevas pruebas genéticas de las poblaciones de estos animales.

El elefante de bosque africano (Loxodonta cyclotis) vive en los bosques tropicales del centro de África, aunque algunos prefieren hábitats de África Occidental. Según la Lista Roja, esta especie se encuentra en “En peligro crítico”, el nivel más alto de amenaza.

Su distribución actual ocupa sólo una cuarta parte de su área de distribución histórica. Las poblaciones más importante que sobreviven se encuentran en Gabón y la República del Congo.

En los últimos 31 años, su población total ha disminuido más de 86 por ciento, apunta la UICN en un comunicado.

Por otro lado, el elefante de sabana africano (Loxodonta africana) opta por zonas abiertas, como pastizales y desiertos de África subsahariana. De acuerdo con la Lista Roja, está “En peligro”.

Su población ha disminuido 60 por ciento en los últimos 50 años, revela la actualización.

Desde 2008, ambas especies han experimentado fuertes reducciones debido al incremento de la caza furtiva. Sin embargo, no es su única amenaza, pues la conversión continua de sus hábitats, en especial para usos agrícolas, también las pone en peligro.

“Debemos poner fin urgentemente a la caza furtiva y garantizar que se conserven suficientes hábitats adecuados tanto para los elefantes de bosque como para los de sabana”, exhortó Bruno Oberle, director general de la UICN.

Si bien la tendencia a la baja de las dos especies es preocupante, la organización resaltó que son eficaces las medidas contra la caza furtiva en el terreno, la planificación del uso de tierra y la legislación para fomentar una coexistencia entre los seres humanos y la vida silvestre, que incluye a los elefantes.

Algunas poblaciones de elefantes de bosque se han estabilizado en áreas de conservación de Gabón y la República del Congo, mientras que los de sabana se han mantenido estables o han crecido en el área de conservación transfronteriza Kavango-Zambeze.

La última estimación confiable de la población de las ambas especies se realizó en 2016. En ese entonces, se estimaba que existían 415 mil individuos.

“Con la demanda persistente de marfil y la creciente presión humana sobre las tierras silvestres de África, la preocupación por los elefantes africanos es alta y la necesidad de conservar creativamente y manejar sabiamente estos animales y sus hábitats es más aguda que nunca”, aseguró Kathleen Gobush, integrante del Grupo de Especialistas en Elefantes Africanos de la CSE-UICN.

Aumentan especies amenazadas

Gracias a su última actualización, la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN ahora comprende 134 mil 425 especies.

Del total, 37 mil 480 se encuentran en alguna categoría de amenaza, es decir el el 27.8 por ciento.

En la anterior revisión, publicada en diciembre, el número de organismos amenazados era 35 mil 765, que equivalían al 27.7 por ciento del total de entonces.

“Pocas especies provocan tal sentimiento de admiración como los elefantes africanos. Esta última evaluación nos muestra que incluso las especies más carismáticas nuestra necesitan protección inquebrantable”, comentó Sean T. O’Brien, director ejecutivo de NatureServe.

Malin Rivers, especialista de la organización Botanic Gardens Conservation International (BGCI), adelantó que este año se publicará la Evaluación Mundial de Árboles, el primer diagnostico a nivel global de todas las especies conocidas de árboles del planeta.

Te puede interesar: Experiencia cálida, pero exclusiva en Oaxaca