Protegen a Tudor contra extradición

600
Protegen a Tudor contra extradición
  • Florian Tudor solicitó y obtuvo de la justicia federal mexicana la suspensión provisional ante cualquier orden de aprehensión, detención y extradición.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Tan pronto el Tribunal de Bucarest emitió una orden de arresto en su contra, el rumano Florian Tudor solicitó y obtuvo de la justicia federal mexicana la suspensión provisional ante cualquier orden de aprehensión, detención y extradición por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) o la Fiscalía General de la República (FGR). 

El pasado jueves 25 de marzo, el Juzgado Séptimo de Distrito con sede en Cancún admitió la demanda promovida por el llamado líder de la “Banda de la Riviera Maya”, presuntamente vinculado a la clonación de tarjetas bancarias, y ese mismo día le fue otorgada la medida cautelar de protección para evitar ponerlo a disposición de la justicia rumana.

La suspensión provisional se obsequió previo el pago de una garantía de 20 mil pesos, en la que se dejó en claro que su eventual violación “entraña la comisión del delito de desobediencia de un auto de suspensión, que de consumarse por parte de las autoridades se dará vista al Agente del Ministerio Público”.

El “Tiburón” también logró a su favor una suspensión de plano, cuya medida tiene un carácter excepcional para quien se otorga, debido a que el solicitante enfrenta actos que ponen en peligro su vida o que avalen su destierro, deportación o le sean impuestas penas prohibidas.

La nueva solicitud de amparo se registró con el número de expediente único nacional 27795061 y fue generado luego de que el Tribunal en Bucarest aprobó la petición de la Dirección de Investigación del Crimen Organizado y Terrorismo (DIICOT) para emitir una orden de arresto preventivo en contra de Florian Tudor. 

Al rumano se le responsabiliza en su país natal de tres delitos: intento de asesinato, chantaje y constitución de una red de delincuencia organizada.

El Juzgado Séptimo de Distrito aclaró que la resolución “no implica la inmediata libertad del promovente si la privación de la libertad obedece a flagrancia, caso urgente u orden de autoridad judicial”.

En total la nueva solicitud de amparo pretendía obtener cinco beneficios jurídicos, pero sólo logró que se le concedieran tres de manera provisional y los otros dos le fueron negados. 

Uno de los beneficios desechados por el Juzgado Séptimo pretendía frenar las gestiones y trámites internacionales de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para una eventual solicitud, emisión, inscripción, publicación de notificación de la llamada “ficha roja”, esta última que lo situaría como un fugitivo internacional.

El rumano también trató de combatir la ejecución y cumplimentación de la orden de comparecencia, detención, aprehensión, reaprehensión, búsqueda, localización y cualquier otra privativa de la libertad que pudiera generarse a nivel global.

En este caso, el juzgador también negó el manto protector para impedir la generación de una alerta migratoria con fines de extradición a Rumania, ya que indicó, se trata de “actos de investigación” entre las fiscalías de ambos países.

Las medidas cautelares a favor del presunto líder criminal lograron hasta el momento, que las autoridades se abstengan de ejecutar la extradición, siempre y cuando “si esta no ha sido ejecutada y para el caso de que dicho acto esté siendo ejecutado, cese de inmediato sus efectos”, además de la orden o solicitud de extradición.

Florian Tudor se ha mantenido en libertad gracias a la tramitación de suspensiones provisionales durante los últimos dos años, luego de que elementos de la FGR en Cancún lo detuvieron, catearon su domicilio y saquearon objetos de valor por casi 69 millones de pesos, según denunció el rumano.

Antes del nuevo amparo, Tudor ya acumulaba cinco juicios de garantías ante los jueces Tercero, Cuarto y Séptimo de Distrito, un recurso de queja y otro de revisión, además de una petición de atracción que le fue negada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Al igual que el “Tiburón”, sus socios Chabib Naif Ifram Al Boustany y Adrian Cosmin Nicolae recurrieron a la justicia federal en busca de obtener por su cuenta suspensiones provisionales de los juzgados Segundo, Quinto y Séptimo de Distrito en Quintana Roo. 

Ambos lo han hecho en contra de actos privativos ordenados por el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal, con sede en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, pero Cosmin también lo hizo contra el bloqueo de una cuenta bancaria por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Te puede interesar: Separan de cargo a policías involucrados en abuso en Tulum