Un vermut sin duda te alegrará

497
Vermut

  • Su disfrute merece hacer una pausa en la rutina diaria y sentarse en cualquier bar a disfrutar “la hora del vermut”, sin él, clásicos no existirían.
NAYELI ESTRADA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Es poesía botánica y resulta de la maceración de un vino fortificado con hierbas y especias. En Italia y España, su disfrute merece hacer una pausa en la rutina diaria y sentarse en cualquier bar a disfrutar “la hora del vermut”.
Sin él, tragos tan clásicos como el negroni, el martini y el manhattan, simplemente no existirían.

Varias latitudes europeas se disputan la autoría de este aperitivo; sin embargo, la mención más antigua de una receta similar a la del vermut pertenece al médico griego Hipócrates.

El célebre galeno maceraba vino con ajenjo y otras hierbas para curar malestares, principalmente estomacales. Más que un vino aromatizado, el vermut es una poción.

Receta secreta

“Es muy versátil y se ha utilizado desde hace muchísimo tiempo en la elaboración de cocteles clásicos, sobre todo en Italia. Es muy bueno como digestivo y su acidez lo convierte en una gran opción para preparar aperitivos”, detalla Gina Barbachano, bar manager de Hanky Panky.

Fueron los italianos quienes se apoderaron y adaptaron aquella receta hipocrática con gran entusiasmo. Para finales del siglo 18, la mayoría de los bares en Turín elaboraba su propia versión del vermut.

Vino fortificado (con alcohol destilado añadido), ajenjo, especias, hierbas y caramelo conforman la fórmula genérica. Cada marca elabora su receta.

Según la autora especializada Madeline Puckette, raíces, pieles de naranja, lima y toronja; hierbas, como junípero, orégano, lavanda, mejorana y manzanilla, además de especias, como clavo, canela y anís estrella, son comunes en la mezcla.

¡A mezclar!

Debido a que su graduación no supera los 22 grados, el vermut va con la tendencia del momento: mixología de bajo contenido alcohólico.

“Su versatilidad abarca un espectro muy amplio de gustos y ayuda a integrar diferentes destilados. Para estos días de calor, funciona perfecto como una bebida refrescante, con notas amargas y florales”, detalla la experta.

El estilo del vermut es determinado por el tipo de vino que se utiliza en su elaboración -blanco o tinto- y el contenido de azúcar.

“El estilo bianco (blanco) va muy bien con destilados blancos, como ginebra, tequila y ron blanco; además, aporta acidez sin necesidad de agregar cítricos, como en el caso del dry martini.

“El rosso (rojo) va bien con destilados color caramelo, como whiskey y ron añejo, y actúa como agente endulzante. En el negroni, por ejemplo, equilibra el amargor del Campari”, detalla Gina.

También los hay rosados y secos. Aunque es el estilo menos consumido en Europa, el primero es ideal para paladares primerizos, pues el sutil amargor sede paso a notas florales y frutales.

El seco suele ser el más amargo y el rojo, el más dulce. Ambos imprescindibles en cualquier barra de coctelería clásica. Para la elaboración de tragos más simples y frescos, Barbachano propone echar mano del blanco.

“Si quieres que el sabor que más destaque en el coctel sea el del vermut, es necesario que predomine en volumen: si no es el ingrediente principal, es muy fácil que su sabor se mezcle con el resto y pueda perderse”.

Al estilo europeo

Para hacerle los honores y emular la forma de consumirlo en el Viejo Continente, sirve con hielo, agua mineral y piel de naranja o limón amarillo, o bien refrigera la botella y vierte en un vaso sin hielo.

En cócteles
Brezza – 1 porción
Shrub de perejil
2½ caballitos de agua
¾ de caballito de vinagre de arroz
3 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de perejil picado

Coctel
1 caballito de vermut blanco
½ caballito de shrub de perejil
Agua tónica

Garnitura
Hojas de albahaca
Preparación
Shrub de perejil
Licuar todos los ingredientes; colar y reservar.

Coctel
Verter el vermut y el shrub en un vaso con hielos
Rellenar con agua tónica y mezclar
Decorar con las hojas de albahaca.
Lolha – 1 porción

1 caballito de vermut seco
1 caballito de licor de coco
1 cucharadita de jugo de limón
Agua mineral

Ganitura
1 trozo de coco fresco
Hojas de hierbabuena
Preparación
Verter el vermut
Verter el licor y el jugo de limón en un shaker con ¾ partes de hielo
Agitar vigorosamente por 40 segundos
Colar y servir en un vaso old fashioned con hielo
Rellenar con agua mineral
Decorar con el coco y la hierbabuena.
Americano – 1 porción

½ caballito de vermut rojo
½ caballito de Campari
Agua mineral

Garnitura
1 rebanada de naranja
Preparación
Verter el vermut y el Campari en un vaso mezclador con hielos
Revolver durante un minuto
Colar y servir en un vaso old fashioned con hielos
Rellenar con agua mineral y mezclar
Decorar con la rebanada de naranja
Cardinale – 1 porción
½ caballito de vermut seco
½ caballito de Campari
½ caballito de ginebra

Ganitura
1 twist de limón amarillo
Preparación
Verter todos los ingredientes en vaso mezclador con hielos
Revolver durante un minuto
Colar y servir en copa martinera
Decorar con el twist de limón.

*Recetas cortesía de Gina Barbachano, bar manager de Hanky Panky

Te puede interesar: Al pan, pan