Abren investigación por muerte de menor en Xenses

429
investigación

  • La Fiscalía afirmó que no habrá privilegios para ningún grupo o persona que evadir su responsabilidad; inició investigación por la muerte de Leo.

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo inició la carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo de un menor de 13 años que fue succionado en una de las atracciones del parque temático Xcaret.

A través de un comunicado de prensa la Fiscalía informó que el 28 de marzo, a través del reporte del 911, recibió notificación médico legal de un hospital privado informando el deceso de L. L.G, de 13 años de edad, quien ingresó con el antecedente de haber perdido la vida por sumersión.

“El 27 de marzo, el menor L.L.G. en compañía de su familia, acudieron a un parque de diversiones y cuando se encontraba con su señor padre nadando en un río, el menor fue arrastrado por la corriente, siendo rescatado por el padre; momentos después se le practicaron las maniobras de reanimación para posteriormente ser trasladado a un hospital privado en el municipio de Solidaridad, lugar donde lamentablemente falleció”, se lee en el documento.

El cuerpo del menor fue trasladado al servicio médico forense de la Fiscalía General del Estado para practicar la necropsia; sin embargo, se aclara que no se pudo realizar debido a que el padre solicitó la dispensa de la misma y otorgó el perdón legal.

En entrevista, Manuel Luna, padre del pequeño, denunció que fue presionado para otorgar el perdón o de lo contrario retrasarían la entrega del cuerpo del menor.

Ante esta revelación, la dependencia afirmó que no habrá privilegios para ningún grupo o persona que pretenda omitir la responsabilidad que por ley corresponda.

En un comunicado, Xenses expresó sus condolencias y explicó que todo se debió a un error humano.

“Un error humano ocasionó la falla que condujo a este accidente. Queremos expresar nuestra total disposición para colaborar con las autoridades pertinentes para esclarecer cualquier responsabilidad”.

El niño Leonardo Luna Guerrero, de 13 años de edad, murió luego de atorarse en un succionador de basura en una atracción acuática del Parque Xenses de Grupo Xcaret, en Playa del Carmen, Quintana Roo.

Los seis integrantes de la familia Luna Guerrero viajaron a Quintana Roo para festejar que habían vencido al Covid-19 y enfrentaron esta tragedia.

Te puede interesar: Condiciona Xcaret entrega de cuerpo de niño