Presionan por vacuna los médicos privados

133
Presionan por vacuna los médicos privados
  • Los trabajadores de la salud privados que ingresaron a las instalaciones esperaron unas tres horas y tras llenar formatos fueron vacunados.
BENITO JIMÉNEZ E IRIS VELÁZQUEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras enterarse de que médicos del sector público serían vacunados en la Universidad Naval, personal de clínicas y hospitales privados, convocados a través de redes sociales, acudieron para exigir la vacuna contra Covid-19 y 230 de ellos alcanzaron la dosis.

La mayoría, al no ser atendido, bloqueó vialidades y se manifestó frente al plantel.

La convocatoria oficial para la vacunación contra Covid-19 en el plantel de la Marina contempló a adultos mayores y a personal de IMSS y del ISSSTE, pero por redes sociales y WhatsApp corrió el llamado entre personal médico y de enfermería privado para acudir y exigir la aplicación de la dosis.

“Vacunación a sector salud, incluyendo personal de hospitales privados. Pasen la voz. Acceso 7. Parece que vacunarán a las 3pm. Traer identificación”, se leía en uno de los mensajes distribuidos a través de mensajería telefónica.

El llamado funcionó, pues los manifestantes comenzaron a llegar a las diez de la mañana. Ante la presión alcanzaron a entrar a unos cien, pero la gran mayoría no fue admitido.

“Ingresaron cien médicos, la mayoría de ellos logró ser vacunado con la de Pfizer, unas sobrantes, pero no se pudo vacunar a todos, les pedimos que estuvieran atentos a una nueva convocatoria”, reveló un elemento de la Secretaría de Marina.

 “Sólo personal de IMSS y del ISSSTE”, advirtieron los marinos, quienes pidieron apoyo de los “Servidores de la Nación ” para organizar las filas, lo que molestó a los inconformes.

“¡Queremos vacunas!”, gritaban los manifestantes a lo que servidores respondieron: “Si no son del IMSS o del ISSSTE no tienen nada que hacer aquí”.

La determinación provocó protestas de los médicos privados y, al no ser considerados, bloquearon el Eje 3 Oriente.

Mientras tanto, los trabajadores de la salud privados que ingresaron a las instalaciones esperaron unas tres horas y tras llenar formatos fueron vacunados.

“Fue de chiripa”, dijo una cirujana dentista de un hospital privado en Acoxpa.

“También somos un sector vulnerable, trabajo con las bocas de mis pacientes”, justificó.

Afuera, en las filas, los quejosos se pintaron un número la mano para ser considerados.

Al cierre de la jornada, en el sitio permanecían casi mil 200 asistentes, quienes fueron convocados para otra fecha.

“Esto es una discriminación”, se quejó la enfermera Karla Paola, que se mantuvo en el bloqueo vial.

Luego de nueve horas de espera, el personal de salud privado fue informado que se acabaron las vacunas.

En contraparte, unos mil médicos y enfermeras del sector salud público recibieron la primera dosis de Pfizer.

Te puede interesar: Me vacunaré la próxima semana.- López Obrador