Indaga Fiscalía actuación de ministeriales tras muerte de niño en Xenses

287
  • La Fiscalía del Estado abrió un expediente para analizar sanciones contra los ministeriales acusados de condicionar la entrega del cuerpo de Leonardo Luna.
OSCAR USCANGA / AGENCIA REFORMA

CANCÚN, Q. ROO. – La Fiscalía General del Estado (FGE) abrió un expediente de queja para analizar sanciones contra los ministeriales acusados de condicionar la entrega del cuerpo de Leonardo Luna Guerrero, niño que murió tras un incidente en el parque acuático Xenses, propiedad de Grupo Xcaret.

“(FGE) inició un expediente de queja en contra de los servidores públicos de la representación social adscritos al municipio de Solidaridad, tras lo señalamientos del padre de una víctima de identidad reservada a posibles irregularidades en la actuación durante el inicio y la integración de una carpeta de investigación por la posible comisión del delito de homicidio culposo”, señaló.

“La dirección de supervisión, evaluación y control de actuación de personas servidoras públicas inició una queja en contra de quienes resulten responsables, la cual también se va a remitir al Órgano Interno de Control para fortalecer las investigaciones y deslindar las sanciones administrativas y/o legales que se deriven de ello”.

La acusación de la presión ministerial la hizo pública Miguel Ángel Luna, padre de “Leo”, quien describió que tuvo que hincarse y llorar para que le dieran el cuerpo de su hijo, tras seis horas de trabas en las instalaciones de la Vicefiscalía de Playa del Carmen.

Miguel Ángel Luna afirmó que los funcionarios le condicionaron la entrega del cuerpo, a cambio de que firmara el perdón legal a la empresa Grupo Xcaret, dueña del parque acuático, y también a que no realizara una relatoría de los hechos ocurridos el 27 de marzo pasado.

“Estuve seis horas en la Vicefiscalía, tuve que hincarme y llorar para que me permitieran llevármelo, creo que le toqué el corazón a la abogada y me dijo: ‘ándale, pues, deje la relatoría de hechos y tiene que firmar el perdón’. Creo que no querían que, me imagino, quedara evidencia de lo que había pasado”, dijo a REFORMA.

Apenas el pasado jueves, a seis días de los hechos, el Ayuntamiento decidió clausurar sólo la atracción “Riolajante”, donde murió el menor, y no todo el parque Xenses. Asimismo, la FGE informó que indaga lo sucedido como homicidio culposo, y la compañía admitió que el accidente fue resultado de un “error humano”.

Te puede interesar: ‘Tuve que hincarme y llorar para que me dieran a mi hijo’