Urgen investigar posible ecocidio en Holbox

636
Urgen investigar posible ecocidio en Holbox
  • La ubicación de la isla obliga a Profepa y a Semarnat a verificar cómo se retiraron 70 mil toneladas de basura que puede generar una crisis sanitaria y un ecocidio.
RUBÉN TORRES

CHETUMAL, Q. ROO.- La ubicación de la Isla de Holbox dentro del Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam obliga a la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) y a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a verificar cómo fue que se retiraron 70 mil toneladas de basura que puede generar una crisis sanitaria y un ecocidio.

La negativa del presidente municipal de Lázaro Cárdenas, Nivardo Mena Villanueva, de “presentar evidencias de cómo hizo desaparecer esa cantidad de basura del tiradero a cielo abierto y solo emitiendo los oficios 0082 y 0119, no son suficientes para dar por concluida una acción que no ha sido verificada por ninguna autoridad estatal o federal”, aseveró el diputado Edgar Humberto Gasca Arceo.

El presidente de la Comisión de Salud y Asistencia Social de la XVI Legislatura del Estado, estimó que no basta con documentos “sino con evidencias científicas” que puedan dar respuesta a la interrogante y a los reclamos de esas asociaciones ambientalistas que están denunciando desde diciembre del año pasado un “ecocidio en la Isla Holbox”.

Debido a esto, el diputado del partido de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) exhortó vía punto de acuerdo, aprobado en el Congreso, a que Mena Villanueva presente “evidencia de cómo puede acreditar si los trabajos fueron hechos en los términos señalados o si estamos en presencia de un ecocidio”.

El legislador morenista dijo que existe el expediente MLC/PM/02/2021 y no responde a las denuncias de ambientalistas, de cómo el “vertedero a cielo abierto con 70 mil toneladas desapareció y ya no es un problema, porque no ha permitido el alcalde realizar pruebas periciales que acrediten esos hechos”.

Los oficios municipales sostienen que se informó del retiro de la basura, realizados a través de “empresa o empresas participantes con una fotografía anexada, con una amplia maquinaría trabajando en el terreno y una gran cantidad de arena dispuesta, pero no ofreció constancias legales o fehacientes”, y eso es necesario, explicó.

En el punto de acuerdo, Gasca Arceo recuerda que el área natural así decretada, comprende Holbox y Chiquilá, pero también las zonas de influencia como Kantunilkín, San Ángel, San Eusebio y Solferino, donde desde 1994 se declaró riqueza natural de biodiversidad neotropical.

Ante las denuncias ambientalistas, la Profepa y Semarnat, tienen la obligación de verificar que se realizó correctamente el retiro de esa cantidad de desperdicios, para que las especies endémicas, amenazadas o en peligro de extinción queden a buen resguardo. Detalló que, ese ecosistema en peligro, lo componen selvas tropicales medianas, bajas y bajas inundables, bosques de manglar chaparro o mangle rojo, esteros, grandes zonas inundables, lagunas, mares someros, que limitan al norte y este, así como zonas de selva que tienen una influencia importante en los ecosistemas estuarios, flora y fauna de interés económico y ecológico

Te puede interesar: Vacaciones del terror: así es el Turismo Negro