Carece de ingresos 26% de las mujeres

114
Carece de ingresos 26% de las mujeres
  • Miguel Calderón dijo que otras mujeres trabajan fuera del hogar, pero en actividades consideradas como familiares, por lo que tampoco reciben ingresos.
FRIDA ANDRADE / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Del total de las mujeres en América Latina, de 15 años de edad hacia arriba, 26 por ciento no genera ingresos propios.

Mientras que del total de hombres la proporción es de sólo 11 por ciento, de acuerdo con datos de la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (CEPAL).

Esta diferencia es más marcada en las zonas rurales donde el dato asciende a 31.5 por ciento de las mujeres sin ingresos propios y en el caso de los hombres representan 12.7 por ciento, según el “Anuario estadístico de América Latina y el Caribe” de ese organismo.

En las áreas urbanas, 24.7 por ciento de las mujeres no tienen ingresos, frente al 10.8 por ciento de los hombres.

Parte de esta diferencia responde a los roles sociales que se han marcado para los dos géneros, explicó Miguel Calderón, coordinador del Observatorio de Salarios de la Universidad Iberoamericana.

“Corresponde a los roles asignados a cada uno de los géneros donde normalmente el hombre tiene la responsabilidad del trabajo fuera de casa y la mujer tiene la responsabilidad del trabajo en casa”, afirmó Calderón.

En México, las mujeres dedican 24.2 por ciento de su tiempo a quehaceres domésticos y cuidados no remunerados, cuando los hombres sólo invierten el 8.8 por ciento de su tiempo, resaltó la CEPAL en su Anuario.

Cuando las mujeres no tienen una fuente de remuneración quiere decir que se mantienen en una condición de total dependencia económica de quien lleve ingresos al hogar, por ello, cuando ellas sufren violencia no pueden tomar la decisión de dejar a su pareja porque no tienen recursos propios, destacó Calderón.

Expuso que también hay mujeres que laboran en empleos de bajos salarios, como las maquiladoras, y su remuneración es destinada a completar el ingreso de la familia, esto les impide que alcancen su autonomía.

Asimismo, dijo que otras mujeres trabajan fuera del hogar, pero en actividades consideradas como familiares, por lo que tampoco reciben ingresos.

Por ejemplo, dijo Miguel Calderón, pueden atender la tiendita de la familia, ser parte de la cosecha de algún producto agrícola o ir a cuidar a los hijos de alguna persona de confianza, como es el caso de las abuelas, lo cual ha ocurrido con más frecuencia en la pandemia, pues varios padres deben salir a trabajar, pero las escuelas están cerradas.

Te puede interesar: Llega IQM sólo al 14% de quienes lo necesitan