NIDO DE VÍBORAS

221
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

NI LOS PADRES de la estadística y la teoría de la probabilidad, Pascal y Fermat juntos, hubieran encontrado la fórmula matemática-alquimista que empleó el delegado de Morena en Quintana Roo Oscar Cantón Zetina para designar candidatas y candidatos a presidencias municipales durante el pasado proceso de elección interna.

MEDIANTE una “encuesta” vista sólo por él, declaró candidatas a Mara Lezama y a Laura Beristain para reelegirse en las presidencias municipales de Benito Juárez y de Solidaridad, respectivamente, dejando a su paso heridas a la militancia de Morena que ahora buscan cobrárselas con el voto de castigo.

“LAS ENCUESTAS dieron como ganadoras a Mara Lezama en Benito Juárez y Laura Beristain en Solidaridad”, aseguró Cantón Zetina el domingo 7 de marzo ante las inconformidades y denuncias de desaseo que ya estaban circulando en redes sociales porque, de acuerdo a versión de las otras aspirantes, el método de elección no fue la encuesta sino la asignación directa, el dedazo disfrazado del viejo PRI.

ANTE los reclamos de los “derrotados” porque no les fueron mostradas las encuestas, el tabasqueño alegó que sí se les habían mostrado, pero el alquimista delegado no hizo ni el intento por hacerla pública para despejar dudas y su posterior silencio y desaparición de la escena quintanarroense fue motivo de sospechosismo, así como de recursos legales contra su proceder que al final reconocieron irregularidades en el proceso de selección, pero no como para cambiar los resultados. 

NO TARDÓ en caérsele el teatro al delegado. Por su actuación, Cantón Zetina salió con una diputación federal en el bolsillo de la que gozará, sí o sí, a través de una candidatura plurinominal que no requiere de hacer campaña; una operación tan milimétricamente calculada que ni el matemático francés pudo tener en 1654 al formular la llamada “apuesta de Pascal”, su reflexión filosófica sobre la creencia de Dios, basada en consideraciones probabilísticas.

PERO CUANDO se pensaba que ya todo había sido superado en aritmética y alquimia electoral, con una operación más de prestidigitación, un mes después de concluido el proceso el Consejo Nacional de Honor y Justicia de Morena resolvió que efectivamente no hubo encuesta, pero esta no era necesaria porque las ganadoras fueron las únicas inscritas como precandidatas. 

COMO el famoso prestidigitador David Cooperfield, quien desapareció a su público, Morena lo hizo con las otras competidoras de la contienda al considerarlas simples aspirantes, no inscritas debidamente como precandidatas. Así se las gasta ahora el partido en el poder que prometió un cambio de las reglas, pero que sólo reprodujo las maquiladas por el PRI. 

***

EL VERDADERO enemigo a vencer de Morena no son el PRI, PAN, PRD y todos los partidos chiquitos que se han aglutinado para contrarrestar el avance del gobierno federal de la 4T —a los que por adelantado los da por superados—, sino su gran aliado el Partido Verde Economista $$$ (perdón Ecologista) cuyos gobiernos municipales se han dedicado a hacer turbios negocios inmobiliarios a través de la rentabilidad de la tramitología administrativa, permisos de construcción o cambios de uso de suelo.

LO QUE MENOS importa es el medio ambiente, lo que el Verde Ecologista busca es que suene la caja con los permisos de construcción de complejos hoteleros y comerciales, lujosos fraccionamientos, cambios de usos de suelo, las aperturas de negocios y todos los requisitos que ello implica; generalmente el dinero que “entra por fuera” no pasa nunca por la caja sino se queda en los bolsillos de altos funcionarios municipales. 

@Nido_DeViboras