Avanzan obras de Tren aun con suspensiones

780
Avanzan obras de Tren aun con suspensiones
  • Aunque las obras del Tren Maya continúan, Fonatur no puede difundir ningún detalle que hable del beneficio de la obra, por la veda electoral que inició el 4 de abril.
DALILA ESCOBAR 

CIUDAD DE MÉXICO.- El Tren Maya se va a veda electoral con 19 amparos que, hasta el momento, no han podido detener los avances de su construcción, porque no tienen efecto en las obras principales que están sobre el derecho de vía que ya existía desde hace décadas.

De los 19 amparos que se han interpuesto, en 11 se han dado diversas suspensiones, que surten efecto mientras se dicta una sentencia; y el único amparo que ya logró dicha sentencia, fue favorable al proyecto del Tren. 

El director general del Fondo de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, aclaró a Luces del Siglo –en declaraciones previas a la veda electoral– que han tenido que respetar la aplicación de recursos legales, pero por ser sobre obras nuevas no afectan las obras medulares del proyecto. 

“Esa es una interpretación muy importante porque cuando tú estás rehabilitando una vía general de comunicación, el amparo de un juez no la puede parar, porque mientras estemos dentro de los derechos de vía no tenemos ningún problema. Yo no sé si los jueces le dieron por su cuenta a por su lado a quienes interponen los amparos, porque se entiende de antemano que no pueden parar las obras”, afirmó. 

El funcionario considera que hay otro elemento fundamental: “No tienen fundamento porque son problemas de orden político y una cosa importantísima es que no son las comunidades. Si fuera así sí me preocuparía, pero son las ONGs, que son las mismas que comparten esa información, que también tienen todo el derecho”.

Jiménez Pons denunció no estar de acuerdo en que las organizaciones que difunden las resoluciones de la instancia judicial, se ostentan como representantes de los pobladores de la región por donde pasará el Tren Maya. “No lo son porque las comunidades, incluso, se han expresado mucho a favor”. 

Entre las organizaciones más movidas en la promoción de los recursos legales, figuran Defendiendo el Derecho a un Ambiente Sano, el Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil, Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíinbal y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental.

Uno de los últimos recursos legales fue admitido en marzo de 2021, “por considerar que existe incertidumbre sobre el verdadero impacto del proyecto denominado Tren Maya, la Juez Cuarto de Distrito en el estado de Yucatán determinó conceder tres suspensiones definitivas en contra de la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental realizada por la Semarnat para el tramo 3 de la megaobra”, se lee en el comunicado.

Los amparos fueron promovidos por la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal y el Colectivo Chuun T’aan Maya. 

De los últimos juicios promovidos el año pasado destaca el concedido el 7 de diciembre, cuando un juzgado con sede en Campeche aceptó la suspensión de obras en el tramo 2, de Escárcega a Calkiní. 

El 23 de febrero de 2021, Fonatur informó en un comunicado que, con una sola suspensión concedida en Yucatán, se evitó la generación de cerca 37 mil empleos, lo cual representaba el doble de lo que se tuvo de fuentes de empleos; aunque aclaró que los juicios no retrasan la obra. 

Esto se dio luego de que “el Juzgado Tercero de Distrito en el estado de Yucatán, concedió una suspensión que afecta la construcción de ‘obra nueva’ del Tren Maya en los municipios de Mérida, Chocholá e Izamal, sin embargo, la obra continuará generando empleos y recuperación económica donde esté permitido”. 

En dicho comunicado, Fonatur expuso que “el proyecto Tren Maya tiene el respaldo de la gente en Yucatán, tal como lo demuestra la reciente encuesta de la firma Buendía & Laredo donde el 80% de la población está a favor del paso del tren por la ciudad de Mérida. Lamentamos que ciertos grupos interpongan amparos para detener la reactivación económica del sureste”. 

Jiménez Pons dijo que muchos de los activistas no son originarios de las comunidades del sureste y son residentes de la Ciudad de México.

“Allá la comunidad se expresó claramente. Hicieron votaciones y asambleas, que por unanimidad las 69 comunidades de la región Xpujil se manifestaron a favor del tren y fue la mayoría de los ejidos que votaron por el ´sí´”, apuntó. 

La mayoría de los ejidatarios, enfatizó el funcionario, nunca habían recibido el pago por el derecho de vía y “por instrucciones del presidente (Andrés Manuel López Obrador) resolvimos esta situación y conseguimos el 100 por ciento de las anuencias y también recibieron dinero después de décadas”. 

Aunque las obras del Tren Maya continúan, Fonatur no puede difundir ningún detalle que hable del beneficio de la obra, por la veda electoral que inició el 4 de abril, de cara a los comicios del próximo 6 de junio, en el que se renueva la Cámara de Diputados y en algunos estados se eligen gubernaturas y alcaldías, entre otros cargos de elección popular.

Te puede interesar: Recuperan 780 mdp, justicia a despedidos