Semillero, voltea al origen

433
Semillero

  • La iniciativa de Larousse Cocina, Semillero, busca visibilizar proyectos de investigación mexicanos y su trascendencia a otros planos.
VIRIDIANA MUÑOZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Apuntar los reflectores hacia los actores detrás de los alimentos es misión de la naciente iniciativa de Larousse Cocina: Semillero, que busca visibilizar proyectos de investigación mexicanos y su trascendencia al plano cultural, político y social.

Productores de ingredientes en desuso, historiadores, gastrónomos, investigadores y otros especialistas autogestivos son los convocados para protagonizar la serie documental Semillero que la editorial planea estrenar el próximo año.

“La idea de la iniciativa surgió desde hace año y medio, al documentar la recolección de hongos en Hidalgo. Nos impactó el tema a nivel gastronómico pero también los problemas que enfrentan las mujeres recolectoras de hongos, como que los policías no las dejaban vender en plazas públicas por el miedo a la toxicidad de sus productos, pero justo razones como esa hacen que sólo sean portobellos y champiñones los que busque el comensal, cuando hay una gran variedad, pero desconocida.

“Eso detonó la curiosidad por descubrir otros proyectos de investigación en el País, a los que no se les está dando visibilidad pero que es muy importante conocer”, explica Tonatiuh Higareda, coordinador de contenidos digitales de la editorial.

La convocatoria para conocer a los futuros protagonistas de Semillero fue lanzada el 3 de abril, estará vigente hasta el 15 de mayo, y se puede consultar en laroussecocina.mx. Los nombres se darán a conocer el 24 de mayo, pero ya suman el registro de más de cien proyectos a nivel nacional, y solo ocho jaliscienses, de acuerdo con Higareda.

Serán seis los proyectos a los que la editorial seguirá con cámaras y micrófonos hasta el campo, y los documentales se prevé que vean la luz el próximo año, a través de Facebook y Youtube (@LarousseCocina), y más tarde en el sitio oficial, laroussecocina.mx/videos.

“Hay desde pequeños restaurantes que están sembrando y cosechando sus propios ingredientes, propuestas culinarias de investigación enfocadas a enfermedades como celiaquía, y hasta repostería con máquinas innovadoras”, adelanta Higareda.

Te puede interesar: Del terruño potosino