NIDO DE VÍBORAS

494
NIDO DE VÍBORAS

POR KUKULKÁN

EL FESTEJO anticipado que traen los verdes porque la dirigencia nacional de Morena les entregó el proceso de selección interna de candidatos a presidentes municipales para servirse con la cuchara grande hasta en las planillas de ayuntamientos, les ha hecho creer soberbiamente que solitos podrían ganar no sólo la elección de presidentes municipales en junio próximo sino también la gubernatura en 2022. 

LA SUERTE existe… pero las estadísticas de los últimos resultados electorales son aproximaciones a la realidad y colocan al Partido Verde Ecologista en un muy peleado cuarto lugar con Movimiento Ciudadano por las preferencias entre los votantes quintanarroenses como quedó demostrado tanto en los comicios para presidentes municipales de 2018 como en los de 2019 para designar diputados locales. 

PARA EMPEZAR los verdes que en 2018 enfrentaron en las urnas a Mara Lezama tienen el reto de mantener o inclusive superar el arrollador triunfo de 191 mil 198 mil votos que obtuvo esa ocasión la candidata postulada por el PT y Morena, mientras que la alianza conformada por PRI, Verde y PANAL apenas llegó a los 29 mil 653 sufragios.

Y SI VAMOS a los resultados de las elecciones más recientes de diputados locales de 15 distritos en 2019, que alcanzaron una participación promedio del 21 por ciento (abstencionismo de 79 por ciento) según datos del árbitro electoral en el estado, de los que el Verde obtuvo como ganancia ya en alianza con Morena y PT tres diputaciones locales que forman parte del congreso más deslegitimado del estado. 

EN UNA ENTIDAD con una lista nominal de 1 millón 247 mil 99 votantes, los diputados verdecologistas Tyara Schleske de Ariño y Gustavo Miranda obtuvieron la curul con la cantidad de 5 mil 859 y 5 mil 433 votos respectivamente, números que desinflan cualquier optimismo desmedido por la soberbia de unos jovenzuelos que se creen poder comer el mundo a puños.  

EN LA ELECCIÓN para gobernador de 2016 cuando Carlos Joaquín, por primera vez en la historia estatal le quitaba al PRI el poder que también fue en coalición con el Partido Verde y PANAL, juntos obtuvieron 211 mil 398 votos de los que el partido del tucán aportó solito 51 mil 382 sufragios poco menos de la cuarta parte, ese es su capital político que se concentra en el norte del estado, además de Benito Juárez, Puerto Morelos y pretenden conquistar Isla Mujeres. 

CÓMO le va a hacer el Verde solo, bajo estas nuevas condiciones, para atraer a las urnas a más de 191 mil votos que obtuvo su ahora candidata hace casi tres años, si no logra ese reto sus sueños de conquistar la gubernatura en 2022 se le podrían convertir en una pesadilla si el joven líder estatal del partido del tucán, Pablo Bustamante, sigue inflamado del ego, soberbio, repartiendo la versión de que Mara Lezama le debe la candidatura “El Niño Verde”, no a Morena.     

AHORA que los verdes asumen a Mara Lezama como su candidata para la reelección en la presidencia municipal de Benito Juárez, Cancún, el 6 de junio entrante, no traerán en la boleta a Andrés Manuel López Obrador ni contarán con el apoyo de todos los militantes de Morena ni de todos los simpatizantes de AMLO por las imposiciones del Partido Verde, contra el que meditan aplicarle el “voto de castigo” o de perdis “la ley del hielo”.

@Nido_DeViboras