Restituye justicia despojo en Maioris

582
Restituye justicia despojo en Maioris
  • En la venta supuestamente comparecieron José Noriega Marra y de Maioris Cancún, con lo que se habría vendido y traspasado definitiva e irrevocablemente la propiedad.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- La empresa Maioris recuperó otro lujoso departamento que le fue despojado en Puerto Cancún, mediante una fraudulenta venta y escrituración en la que se usurpó el nombre y la personalidad de la representante jurídica.

En la ilegal operación se confabularon Leopoldo Giovanni González Larriva y José Luis Enciso Bernal (este último señalado de actuar ilegalmente con una doble identidad), junto con la ex Notario Público 22 de Isla Mujeres, Yolanda Solís Olveres.

La fedataria fue la misma que renunció a la patente cuando estaba por ejecutarse su fulminante cese en 2018, ante un cúmulo de irregularidades detectadas por la subsecretaría de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobierno del Estado de Quintana Roo.

La responsabilidad que se le atribuye es que avaló la compra-venta y la escrituración con falsificación de firmas y sin comprobar ni certificar identidades de los asistentes, lo que bastó para la nulidad absoluta de los documentos.

La restitución jurídica y física de la propiedad se decretó en una sentencia del juicio de amparo con número de expediente 22465828 de procesos civiles o administrativos adscrito al Juzgado Segundo de Distrito con sede en Quintana Roo, que ordenó también la cancelación de inscripción registral y los actos posteriores.

La escritura que quedó sin valor jurídico tenía el número 5,829 del volumen vigésimo segundo, tomo 100, que protocolizó la cancelación de una anterior hipoteca y avaló la supuesta compra-venta el 11 de marzo de 2011, cuya inscripción registral fue con el folio electrónico 263772.

La sentencia del juez Gerardo Vázquez Morales ordenó que fuera restituido a sus legítimos propietarios el departamento identificado bajo el número 20-P 19-PH-N, de la manzana 27, lote 1-02, en el anexo “D” de la Unidad Condominal 44 del condominio Maioris Tower de la avenida Bonampak en Cancún.

En la ilegal operación se falsificó la firma de María de Lourdes Quezada Hernández, quien entonces fungía como la apoderada jurídica del Maioris, y quien se deslindó de la supuesta compra-venta. La empresa afectada sostuvo que nunca dio su consentimiento ni recibió remuneración económica alguna.

A la ex notaria Yolanda Solís se le responsabilizó también por su omisión de certificar documentos e integrarlos al expediente, como establecen las formalidades del procedimiento.

En la venta supuestamente comparecieron los apoderados de Bancaja, José Noriega Marra y de Maioris Cancún, con lo que se habría “vendido y traspasado definitiva e irrevocablemente la propiedad libre de gravamen y sin deuda de contribuciones”. 

Se constató que se utilizó también un sello de notario suplente, cuya condición obtuvo hasta tres años después (25 de febrero de 2014). 

La empresa afectada presentó el antecedente notarial del departamento con las escrituras públicas 35,435 (23 octubre 2007) y la anterior 49,019 (12 enero 2010), que avalaron la constitución del régimen de propiedad en condominio y la división de hipotecas de la Caja de Ahorros Valencia, Castellon y Alicante Bancaja como acreedor, lo cual no pudo ser desvirtuado.

En la resolución de queja SEGOB/SAJ/07/III/2017, la subsecretaría de Asuntos Jurídicos decretó la separación de la fedataria involucrada (26 octubre 2018), pero para entonces ya había renunciado.

Hubo una segunda escritura, número 3,802, el 16 marzo 2017, que se elaboró por una venta posterior protocolizada ante el Notario Público 40 de Cancún, Armando Abraham Llanes Acereto, la cual fue nula por derivar de un acto ilegal.

Te puede interesar: Adjudica contrato millonario gobierno de Tulum a arrendadora inhabilitada