NIDO DE VÍBORAS

260
NIDO DE VÍBORAS
POR KUKULKÁN

EL NOMBRE de Arturo Contreras Castillo en la lista de posibles candidatos a la gubernatura en 2022 avivó la esperanza de la vieja clase política quintanarroense que en general lo valora como un buen prospecto ante la árida cosecha de candidatos tanto de Cozumel como de Chetumal que gocen aceptación y a la vez sea imán de los diferentes grupos que se han repartido el poder local. 

LA PRIMERA vez que sonó como posible candidato a la gubernatura fue al concluir el mandato de Miguel Borge en 1993 para el que fungió como secretario de Gobierno, primero, y presidente municipal de Benito Juárez después, pero aquella ocasión su pretensión de competir por la grande se esfumó por la decisión presidencial de apoyar a otro chetumaleño, Mario Villanueva Madrid.

SU REACTIVACIÓN en la función pública se dio con el gobierno de Carlos Joaquín quien desde 2019 lo nombró secretario de Gobierno lo que en automático se asumió por muchos sectores como el mensaje del posible sustituto y quien podría hacer un frente común para evitar que se cristalicen las pretensiones de Jorge Emilio González “El Niño Verde” de convertirse en gobernador del estado ahora que cuenta con todo el respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador.     

NO PERDAMOS de vista al segundo hombre del gabinete estatal mucho menos ahora que se ha convertido en la esperanza ante la ausencia de líderes políticos con mediana aceptación y confianza social; Contreras goza de ambas cualidades y podría ser un neutralizador de las diferencias y odios entre cozumeleños y chetumaleños en este momento que se requiere de su unión.  

A QUIEN parece le hicieron una maldad, fue a la alcaldesa de Solidaridad, Laura Beristain; resulta que por ahí se anda diciendo que no le dieron la candidatura para que se reelija sino para precisamente que pierda, que Morena nacional ya sabían que andaba mal en aceptación social y aun así le dieron la candidatura para perderla lo cual está cumpliendo a cabalidad.

SÓLO ella cree que va a ganar y ha salido a hacer campaña como si hubiera hecho una excelente administración durante su primer periodo de tres años que concluirán en septiembre próximo, lo que no ha entendido es que la gente ya la tiene bien medida y no se las vuelve a aplicar.

POR CIERTO, que durante su gira de trabajo por Quintana Roo, el presidente fue encarado por un grupo de morenistas que le reclamaron el que el dirigente nacional de Morena Mario Delgado le haya entregado más posiciones de candidaturas a integrantes del partido Verde y amenazaron con aplicar el voto de castigo para evitar que lleguen.

@Nido_DeViboras