Con basura levantan ecocasas

196
basura

  • Daniel Medina sonríe con satisfacción al contar que su nueva casa está construida a partir de basura que antes contaminaba el río.
DALIA GUTIÉRREZ / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, N.L.- En medio de la crisis climática que vive el Planeta, Daniel Medina sonríe con satisfacción al contar que su nueva casa está construida a partir de basura que antes contaminaba el río, el aire y los suelos de su comunidad.

Habitante de un asentamiento irregular en La Alianza, en Monterrey, antes vivía con su esposa e hijos en un tejabán por donde se filtraba la lluvia, el calor y los olores pestilentes que se respiran en la zona, donde existe un gran problema de acumulación de desechos.

“Es bonito porque para empezar es puro reciclado”, cuenta el hombre, quien solía trabajar como carretonero, principal ocupación de los habitantes del sector.

“Me siento contento de sacar toda esa basura de las calles, que en lugar de que anda volando, respirando uno todo, aquí está confinada”.

Su casa es una de las dos primeras viviendas ecológicas que se construyen en La Alianza, como parte del programa “Por un mundo Mejor”, con el que la Fundación Enrique Yturria García busca transformar esta comunidad.

En los últimos años, la zona se ha convertido en un tiradero ilegal que es alimentado por carretoneros y personas que depositan sus desperdicios de manera clandestina. Llantas, escombros, pañales, muebles viejos, residuos de comida y hasta animales muertos que desprenden malos olores forman parte del paisaje.

Desde hace más de dos años, la organización enseña a las familias a aprovechar esos recursos para elevar su calidad de vida de forma sustentable, reducir la cantidad de basura acumulada y dar un respiro al Planeta.

“Esperemos que eso se llegue a impregnar en esta comunidad y que a lo mejor no necesiten de nosotros”, señala Valeria Yturria, integrante de la fundación, “que ellos solos puedan hacer sus casas de esta misma manera”.

A partir de una técnica de construcción sustentable y en colaboración con los pobladores, en diciembre de 2019 se construyó el primer centro comunitario con desechos recolectados de la zona y hace unos días entregaron las dos primeras casas.

Construir con basura

La clave de estos hogares son los ecoladrillos, botellas de plástico rellenas de desechos no reutilizables como empaques de galletas, dulces o frituras y papel aluminio. Se pueden usar para construir, al igual que los bloques de cemento.

“Un recurso muy útil porque te elimina la basura, que es una basura de un sólo uso y aparte sirve de un muy buen aislante térmico”, explica la arquitecta Coral Fernández, quien diseñó el sistema de construcción en estas casas.

Se trata de un proyecto experimental y piloto basado en el bajareque, técnica prehispánica que empleaba palos entretejidos, piedras, barro y cal para construir viviendas.

La base de estos hogares es un entretejido de tarimas de madera con ecoladrillos. También se utilizan llantas, paneles de escritorios, piedras de río, mallas, paja, tierra, baba de nopal, estiércol de caballo y arena.

Cerca del 30 por ciento de los materiales son desechos reutilizados.

La prueba para verificar su funcionamiento fue la edificación del centro comunitario, donde los pobladores pueden capacitarse para edificar ellos mismos sus casas.

Para construir una vivienda de 64 metros cuadrados, se requieren 200 mil pesos para el resto de los materiales de construcción, como pisos, pintura y madera, recursos que provienen de donaciones.

Una de las casas fue edificada con donativos de Fundación Riisa. Otra vivienda que está por terminarse y una más en construcción tienen apoyo de Grupo Gondi, y pronto se iniciará una más con recursos donados por Deacero.

“Lo que queremos es que más gente se una”, dice Yturria”, para que más casas puedan llegar a estar así como ésta”.

Semilla ambiental

Cuando le preguntaron si quería ayudar a construir la casa de su hija y sus nietos con materiales de desecho, Lorenza Rodríguez no creyó que fuera posible.

“Dije: ¡No!, ¿cómo?, ¿cómo vamos a hacer todo eso?”, recuerda la mujer.

Hoy cuenta con emoción cómo aprendieron a fabricar ecoladrillos y a construir de forma sustentable con apoyo de amigos y vecinos, quienes ahora también quieren reconstruir sus hogares de la misma manera.

Y eso busca la fundación, que cada vez más familias se interesen en aprender cómo elevar su calidad de vida de forma sustentable. Para incentivarlos, les entregan despensas a cambio de ecoladrillos que después se utilizarán para las viviendas.

“Cuando empiezan a cuidar su entorno, su casa, su comunidad, empiezan a hacer una transformación en ellos”, expresa Yturria. La fundación seguirá en La Alianza, pero su plan a largo plazo es replicar el programa en otras comunidades.

Hogares sustentables

Para construir una casa ecológica se necesitan:

  • Ecoladrillos
  • Tarimas de madera
  • Llantas
  • Piedras de Río
  • Paneles de escritorios
  • Mallas
  • Paja
  • Tierra
  • Baba de nopal
  • Estiércol de caballo
  • Arena
Para apoyar
  • Banregio
  • Fundación Enrique Yturria García, A.B.P.
  • Clabe: 05858 000000 1703205
  • Cuenta: 9999999 60011
  • Facebook: Fundación Enrique Yturria García, ABP Acopio de ecoladrillos:
  • Martes, de 8:00 a 13:00 horas
  • Concordia, 108, Colonia Valle San Ángel
  • Tutorial para su fabricación en Instagram: @fundacion_eyg

Te puede interesar: Verduras y verduras en sus primeras cucharadas