Niños libres de violencia y maltrato

210
niños

  • Es necesario conocer los derechos de los niños, niñas y adolescentes, ya que aún existe la visión de que los adultos pueden decidir en todo.
DANIEL SANTIAGO / AGENCIA REFORMA

MONTERREY, NL.- Aunque el castigo corporal o humillante como forma de disciplina de niñas, niños y adolescentes quedó prohibido en México, erradicarlo será difícil, pues se trata de una violencia más frecuente de lo que se piensa.
Ocurre principalmente en casa y la ejecutan papás y mamás.

Durante el panel “Las violencias que enfrentan niños, niñas y adolescentes en Nuevo León”, organizado por el Consejo Cívico, los participantes alertaron por este “estilo de crianza” basado en el maltrato infantil normalizado a lo largo de generaciones.

Las consecuencias son daños físicos, cognitivos y emocionales en la vida presente y futura de los chicos, así como para la sociedad.

“Este (tipo de) castigo puede ser el inicio de violencias más extremas”, dijo Jorge Eduardo Gómez Santos, coordinador de la oficina de Save The Children en Nuevo León.

En el panel, moderado por Alejandro Morton, director de Infancia y Familia del DIF Monterrey, también participaron Gloria González-López, profesora de Sociología de la Universidad de Texas en Austin, y Jonathan Castillo Serrato, Subprocurador de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF estatal.

El Diario Oficial de la Federación publicó el 11 de enero la reforma en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que prohíbe a padres, tutores y personal de instituciones utilizar el castigo corporal y humillante.

De acuerdo con esa publicación, el castigo corporal o físico es todo aquel acto en el que se utilice la fuerza física, como golpes con la mano o con algún objeto, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o orejas; obligar a sostener posturas incómodas, quemaduras, ingesta de alimentos hirviendo u otros productos, o cualquier otro acto que tenga como objeto causar dolor o malestar, aunque sea leve.

En tanto, el castigo humillante es cualquier trato ofensivo, denigrante, desvalorizador, estigmatizante, ridiculizador y de menosprecio, y cualquier acto con objetivo de provocar dolor, amenaza, molestia o humillación.

El Subprocurador señaló que el ámbito familiar ocupa el primer lugar en los reportes de menores violentados. Los padres y madres son los agentes maltratadores más comunes.

Castillo Serrato urgió a conocer los derechos de los niños, niñas y adolescentes, ya que aún existe la visión de que los adultos pueden decidir en todo lo que creen que le conviene o no a un menor.

“Es una visión totalmente equivocada que debemos de irnos quitando, no digo poco a poco, sino de manera contundente, de manera inmediata”, expresó.

La doctora González-López llamó a documentar los casos de éxito y a explorar los programas que sí han funcionado, como una manera de intervenir en estos problemas.

“Es importante rescatar las historias de resiliencia, aprender de la gente que ha vivido, que ha descifrado la vida en situaciones de extrema adversidad y que salieron adelante”, comentó la autora del libro Secretos de familia: Incesto y violencia sexual en México.

Durante el panel se señaló también la necesidad de una mayor articulación del trabajo de las oficinas públicas encargadas de proteger a la infancia, y de dar mayor difusión a la prevención y a las líneas de ayuda.

Las autoridades piden denunciar al 075, incluso de manera anónima, cualquier sospecha de maltrato infantil.
“No se queden callados”, dijo Castillo Serrato, “no digan: ‘bueno, se escucha todos los días que el niño está llorando’.

Puede haber infinidad de razones por las que el niño esté llorando, pero una de ésas puede ser que esté sufriendo maltrato infantil. Con tu denuncia o reporte le estás salvando la vida”.

CONTACTO

Reporta el maltrato de niños, niñas o adolescentes, incluso de forma anónima, en la línea de ayuda: 075

Te puede interesar: Verduras y verduras en sus primeras cucharadas