Quiere Oposición comisión por L12

128
Quiere Oposición comisión por L12
  • Los partidos de Oposición negocian con Morena la creación de una comisión especial que investigue las causas del desplome de una estructura de la Línea 12 del Metro.
CLAUDIA SALAZAR Y MAYOLO LÓPEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-Los partidos de Oposición negocian con Morena la creación de una comisión especial que investigue las causas del desplome de una estructura de la Línea 12 del Metro, donde se pueda acceder a información de primera mano.

Además, pide la separación del cargo de Florencia Serranía, directora del Sistema de Transporte Colectivo (STC), durante la indagatoria.

Marco Antonio Adame, vicepresidente de la Comisión Permanente del Congreso, aseguró que para el PAN es un irreductible acordar la comisión, porque se debe tener un seguimiento imparcial y plural de lo sucedido el pasado lunes 3 de mayo.

Indicó que para la sesión del jueves se prepara un acuerdo sobre cómo atender por parte del Congreso el desplome que dejó un saldo de 25 muertos.

“Es un clamor del país que haya una investigación ante la tragedia y colapso de la Línea 12 del Metro, y creemos que la investigación que haga el Congreso debe tener la fuerza legal para lo que implica el acceso a información, y para lo cual las autoridades del Metro deben dejar su cargo, como una condición para llegar a la verdad y que no sean juez y parte”, manifestó el legislador de Acción Nacional.

Aseveró que en el planteamiento que se le ha hecho al presidente de la Permanente, el morenista Eduardo Ramírez, es que haya las condiciones para realizar dicha investigación, sin obstáculos del Gobierno, para deslindar responsabilidades por los hechos en los que fallecieron 25 muertos.

“No queremos un informe administrativo, queremos llegar al fondo para saber qué autoridades son las responsables, cuál es el origen de la situación actual”, dijo.

“Se necesita que sea una comisión plural y que haya disposición para trabajar”, añadió Adame.

Te puede interesar: La Línea 12 es la más costosa… y más peligrosa