Exhiben a más socios de ‘Cártel del despojo’

452
Exhiben a más socios de Cártel del despojo
  • Un segundo video reportaje de “Latinus” reveló a más integrantes del “Cártel del despojo”, entre ellos figuran socios y amigos cercanos al diputado local del PVEM, Gustavo Miranda.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Socios y amigos cercanos al diputado local del Partido Verde Ecologista, Gustavo Miranda, integran el llamado “Cártel del despojo” encabezado por Erika García Deister, madre del también presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Quintana Roo, reveló un segundo video reportaje de “Latinus”.

La investigación mostró que entre los protagonistas de la simulación para obtener propiedades de lujo hay también involucradas sociedades empresariales más que una amistad.

La trama involucra también a colaboradores del legislador local encabezados por el operador Jorge David Segura Rodríguez, de quien se afirma “no se mezcla con la política”, pero que también se hizo pasar como un supuesto empleado de la empresaria cancunense.

Fueron un par de casos adicionales denunciados por “Latinus”, operados bajo el mismo esquema de despojo de un departamento en el residencial Maioris Tower de Puerto Cancún, donde cuatro supuestos empleados de Erika Miranda, encabezados por Luis Pablo Bustamante Beltrán (líder estatal del Verde Ecologista y ahora compañero de fórmula de la candidata que pretende volver gobernar Cancún, María Elena Hermelinda Lezama Espinosa), simularon un despido laboral del cual reclamaron una deuda acumulada durante años por el pago salarial de 90 mil pesos mensuales (tres mil pesos diarios).

La más reciente denuncia exhibida por “Latinus” se presentó también ante la Junta Especial de Conciliación y Arbitraje (JECyA) de Cozumel (2015) por Jorge David Segura Rodríguez, Esaú González Cruz, Florentina Araujo Zamora y Xavier Miro Solórzano, quienes encabezaron el expediente laboral número 153/2015.

La simulada relación de trabajo culminó también con un fallo que decretó la adjudicación de un lujoso departamento en el Residencial “La Vista el Table Cancún”.

A los tres años de que los supuestos empleados ganaron la demanda (2018), uno de los involucrados identificado como Segura Rodríguez constituyó la empresa Xolos Transfers, S.A. de C.V. (20% de acciones), cuyo socio es precisamente Gustavo Miranda, a cuya madre quitaron el bien inmobiliario. Otros integrantes de la sociedad fueron identificados como Obed Rafael Laguna Hernández y José Jesús Toscano Ruvalcaba.

De acuerdo con “Latinus”, la empresa del legislador y de sus amigos tiene por objeto social la prestación y explotación del Servicio Público de Autotransporte Federal de Turismo, según la inscripción en el Registro Público de la propiedad y del Comercio de Quintana Roo.

Entre los servicios que ofrece están los de transportación privada, tours a zonas turísticas, traslados al aeropuerto y recorridos a las zonas arqueológicas de Tulum, Cobá y Chichén Itzá. El contacto para cotizaciones remite a Obed Laguna, quien presume ser empresario transportista.

Pero las relaciones del “Cártel del despojo” llegan también al ámbito laboral. En el equipo de trabajo de Gustavo Miranda funge como subsecretario de Servicios Administrativos de la XVI Legislatura del Estado de Quintana Roo, Eugenio Segura Vázquez, quien es primo de Jorge David Segura Rodríguez.

Otra integrante del “Cártel del despojo” es Mónica Adriana Meléndez Martínez que laboró como jefa de departamento en el Congreso del Estado de Quintana Roo, mediante un nombramiento que le fue otorgado por el secretario general, Renán Eduardo Sánchez, el 5 de septiembre de 2020.

La mujer es mano derecha Gustavo Miranda y constituyó la empresa Grupo EG Miranda, S.A. de C.V. en 2017, cuyo objeto social es adquirir, enajenar y administrar toda clase de bienes muebles e inmuebles, en la cual tiene 40 por ciento de acciones mientras que José Luis Téllez Sosa, igual con 40, y el diputado Gustavo Miranda el 20 por ciento.

Esa misma colaboradora del legislador también simuló un juicio laboral (junto con Christian Izxel Andrade Martínez) contra Erika García y sus empresas, el cual inició ante la misma Junta de Cozumel bajo el expediente 151/2015.

A diferencia de las anteriores demandas donde los supuestos quejosos aseguraron que percibían un salario mensual de 90 mil pesos, la socia del diputado local afirmó que en las empresas de Erika García tuvo un sueldo de 250 mil pesos mensuales, con cuyo reclamo logró quedarse con un departamento en la Torre Emerald Residential Tower & SPA, con un valor actual de más de 30 millones de pesos.

El bien inmobiliario lo adquirió parcialmente Erika García Deister de la vendedora Adriana Zavala Lara, en cuya operación entregó 18 millones de pesos de contado y el resto pactó pagarlo a crédito.

Como parte de los acuerdos dejó como garantía los departamentos del Maioris Tower (adjudicado a Luis Pablo Bustamante Beltrán) y del Residencial “La Vista el Table Cancún” (obtenido por Mónica Adriana Meléndez), este último con un valor de 8 millones de pesos.

Erika García selló la operación comercial de la Torre Emerald sin tener garantías que le pertenecieran, con lo que habría replicado el mismo modelo varias veces en Cancún.

Del primer juicio simulado, agrega “Latinus”, la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo abrió de oficio una carpeta de investigación “al encontrar elementos suficientes”.

Te puede interesar: Van a fondo contra ‘cártel del despojo’