Alista Unión Europea los pasaportes Covid para el verano

409
Alista Unión Europea los pasaportes Covid para el verano
  • Legisladores de la Unión Europea y los países miembros firmaron un compromiso para lanzar certificados Covid-19 antes del apogeo veraniego.
STAFF / LUCES DEL SIGLO

BRUSELAS, BÉL.- Los ciudadanos de la Unión Europea ya pueden planear las vacaciones de verano en las 27 naciones del bloque sin tener que preocuparse por las cuarentenas: pronto deberían poder viajar libremente.

Los legisladores de la Unión Europea y los países miembros firmaron un compromiso para lanzar certificados Covid-19 antes del apogeo veraniego, una medida destinada a impulsar los viajes y el turismo luego de las restricciones por la pandemia.

Los representantes de cada país arreglaron sus diferencias durante otra ronda de discusiones, allanando el camino para la introducción de los pases de viaje transfronterizos. Los funcionarios dijeron que el sistema debería estar en funcionamiento antes del 1 de julio.

“Este acuerdo es el primer paso para que el Espacio Schengen vuelva a encarrilarse”, dijo el relator del Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, refiriéndose a la zona de viajes sin pasaporte en Europa. “Marcará la diferencia y no repetirá la pesadilla del verano de 2020”.

La Comisión Europea dijo que los certificados se emitirán en formato digital y estarán diseñados para mostrarse en teléfonos inteligentes o en papel. Garantizó que “se garantizará un nivel muy alto de protección de datos”.

Cuando propuso el plan de certificación en marzo, la Comisión Ejecutiva indicó que los documentos se entregarían a los residentes de la Unión Europea que puedan probar que han sido vacunados, así como a aquellos que dieron negativo en la prueba del virus o tenían pruebas de que se recuperaron del Covid-19.

Los legisladores estuvieron de acuerdo en eso, pero el Parlamento Europeo insistió en que los certificados Covid-19 deberían ser suficientes para permitir que los ciudadanos de la Unión Europea se muevan libremente en todos los países miembro, y que los gobiernos no deberían poder imponer restricciones adicionales a los titulares de certificados, como cuarentenas y más pruebas.

Dado que los controles fronterizos son una responsabilidad nacional, los países miembros de la UE no estaban dispuestos a renunciar a sus prerrogativas. Otro obstáculo fue el precio de las pruebas, ya que los legisladores insistieron en que deberían ser gratuitas.

Según el compromiso sellado el jueves, la Comisión Europea dijo que asignaría 100 millones de euros en fondos para la compra de pruebas de virus compatibles con los certificados.

Te puede interesar: Reducen americanos importaciones chinas