Alarma la violencia que vive Colombia

214
Alarma la violencia que vive Colombia
  • La CIDH expresó ayer su alarma por los reportes de violencia policial en el marco de las protestas sociales en Colombia contra el Gobierno de Iván Duque.
STAFF / AGENCIA REFORMA

BOGOTÁ, COLOMBIA.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su alarma por los reportes de violencia policial en el marco de las protestas sociales en Colombia contra el gobierno de Iván Duque, justo el día que tuvo lugar una nueva megajornada de movilizaciones.

Advirtió que en al menos mil de las manifestaciones llevadas al cabo desde el estallido el 28 de abril, se habrían registrado 51 fallecidos, desapariciones, heridos y agresiones sexuales como consecuencia del uso desproporcionado e ilegítimo de la fuerza.

Estos hechos, apuntó la CIDH, se han documentado, en especial, en ciudades como Bogotá, Cali y Pereira, y han tenido afectaciones particulares en indígenas, mujeres y afrodescendientes.

Rechazó también las expresiones con las que se ha estigmatizado la protesta social y añadió que ve un clima de creciente hostilidad hacia la prensa.

La CIDH condenó igualmente que algunos grupos de manifestantes hayan provocado “desmanes e injustificables actos de vandalismo”.

En ese sentido, se refirió a los bloqueos de vías y el balance que debe existir entre el derecho a la protesta y la garantía de otros derechos.

Acotó, no obstante, que el Estado debe facilitar todos los mecanismos de diálogo posibles, y dejar el uso de la fuerza como último recurso.

Nuevas protestas

Las declaraciones de la CIDH se dieron en una nueva jornada de protestas, en su mayoría pacíficas, que el Comité del Paro designó como el día de la “toma de capitales”.

En Usme, Bogotá, se reportó el uso excesivo de la fuerza por elementos de seguridad, principalmente del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), que dispersó con gases lacrimógenos a manifestantes, incluidos algunos que participaban en un bloqueo vial.

De acuerdo con la Organización No Gubernamental (ONG) Lazos de Dignidad, que habló con el medio local El Espectador, había al menos 70 lesionados en la zona, entre los que estaban una persona herida por arma de fuego, cuatro por gas lacrimógeno en la cabeza y una quemada en la pierna derecha.

Un video que circulaba en redes sociales mostró cómo un grupo de policías se llevó por la fuerza a una mujer y algunos de ellos atacaron con piedras algunas viviendas.

Los hechos se dieron luego de que el lunes se alcanzaron preacuerdos entre el Comité del Paro y el gobierno de Iván Duque, en los que se establecían acciones para garantizar la protesta pacífica.

El ministro de Defensa, Diego Molano, acudió a Tuluá, municipio vallecaucano, y ofreció 53 mil dólares de recompensa por información sobre quienes quemaron el Palacio de Justicia de esta localidad el martes. Un estudiante murió por herida de bala en los disturbios en la zona.

Te puede interesar: Acusan agresión contra periodistas