Amazon se adueña de clásicos

385
Amazon

  • Amazon será ahora el depositario y administrador de un catálogo fílmico que comprende exitosas sagas como Rocky y RoboCop.
STAFF / AGENCIA REFORMA

LOS ÁNGELES, EU.- Las películas de la saga James Bond seguirán en los cines a pesar de que Amazon.com adquirió el estudio MGM, que posee la franquicia de los filmes de acción, dijeron ayer los productores al portal especializado Variety en un comunicado

“Estamos comprometidos a seguir haciendo las películas de James Bond para una audiencia de cine global”, indicaron los productores Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, quienes lideran Eon Productions, con sede en Londres.

La franquicia del popular espía británico creado por Ian Fleming es considerada como la joya de la corona del estudio de cine MGM, que alcanzó un acuerdo de venta por 8 mil 450 millones de dólares con Amazon, dándole a la plataforma de cine y televisión derecho a una enorme biblioteca de filmes y programas clásicos y de renombre.

Las cintas de Bond han ganado casi 7 mil millones de dólares en la taquilla global, según MGM.

Está previsto que la próxima película del agente personificado todavía por Daniel Craig, Sin Tiempo para Morir, se lance en los cines en septiembre, después de múltiples postergaciones por la pandemia de coronavirus que provocó el cierre de miles de salas alrededor del mundo.

Será la quinta y última película de Craig como el seductor y hábil espía. El nuevo actor de Bond aún no ha sido anunciado.

Un catálogo poderoso

Amazon será ahora el depositario y administrador de un catálogo fílmico que comprende exitosas sagas como Rocky, RoboCop y La Pantera Rosa.

Famoso por su logotipo de un león rugiente, MGM es uno de los estudios cinematográficos más antiguos de Hollywood, fundado en 1924, en la era del cine mudo.

Posee un inventario de más de 4 mil títulos, incluyendo clásicos contemporáneos como El Silencio de los Inocentes y Thelma & Louise.

Producciones más recientes incluyen los reality shows Shark Tank y The Real Housewives of Beverly Hills, así como la cinta biográfica sobre Aretha Franklin, Respect.

Amazon ya cuenta con su propio estudio cinematográfico, pero los resultados han sido mixtos.

Dos de sus series, The Marvelous Mrs. Maisel y Fleabag ganaron premios Emmy. Y aunque ha ganado varios premios Óscar, incluyendo este año por El Sonido del Metal, muchas de sus producciones no han logrado conectar con las masas.

La plataforma dijo que planea aprovechar la vasta filmoteca de MGM para crear nuevos programas y películas.

También obtendrá el canal de cable Epix, actualmente propiedad de MGM.

Esta es la segunda mayor adquisición del gigante de las ventas en línea desde que compró la cadena de supermercados Whole Foods por casi 14 mil millones de dólares en 2017.

Es el más reciente de una serie de acuerdos empresariales que buscan competir en grande con otros titanes como Netflix y Disney+.

Amazon no divulga cuántos espectadores tiene su servicio Prime Video, pero más de 200 millones de personas tienen acceso a él, ya que pagan por su servicio Prime, que les confiere envíos más rápidos y otros beneficios.

Además de Prime Video, Amazon también tiene un servicio gratis de streaming llamado IMDb TV, donde obtiene ingresos por medio de la publicidad durante la emisión de películas y programas.

Preparando el terreno

En tiempos recientes, Amazon, con sede en Seattle, Estados Unidos, ha estado invirtiendo en transmisiones deportivas y espectáculos ostentosos.

El año que viene ofrecerá por streaming Thursday Night Football y está produciendo una serie basada en El Señor de los Anillos, cuya primera temporada habría costado 450 millones de dólares, según reportes, lo que la hace la más cara de la historia.

La empresa ya es una de las más poderosas y valiosas del mundo. Un informe de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos abogó en octubre por una posible escisión de Amazon y otras compañías, dificultando la compra de otros negocios e imponiendo nuevas normas para salvaguardar la competencia.

Amazon, fundada en 1995 como una librería en línea, se ha convertido en una organización colosal valorada en mil 600 millones de dólares que hace un poco de todo.

Tiene una red comercial que entrega pedidos a sus clientes en dos días o menos, vende inhaladores e insulina, tiene un negocio de computación en la nube que impulsa las aplicaciones de Netflix y McDonald’s, y tiene planes de enviar más de 3 mil 200 satélites al espacio para transmitir servicio de internet a la Tierra.

Más fusiones ¡de película!

La batalla por el mercado de la exhibición en streaming vive ya un momento cumbre que anticipa un duro revés para los estudios cinematográficos que defienden sus ventanas en salas comerciales.

Apenas la semana pasada el gigante estadounidense de las telecomunicaciones AT&T anunció la fusión de su filial WarnerMedia, propietaria de CNN y HBO, con el grupo Discovery, creando así un gigante que competirá con Netflix, Apple TV+, Paramount+ y Disney+, entre otras.

Discovery es propietario de canales en más de 220 países.

Te puede interesar: Nacida Cruella