Frenan extradición de Tudor

143
Tudor
  • Aunque Marcelo Ebrard, canciller de México, dijo que extradición de Florian Tudor será rápida, un juez federal de la Ciudad de México le otorgó al rumano una suspensión de plano.
ABEL BARAJAS / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juzgado federal suspendió la posible extradición inmediata de Florián Tudor “El Tiburón”, presunto líder de una mafia rumana en la Riviera Maya, quien es reclamado por su país por los delitos de delincuencia organizada, extorsión y tentativa de homicidio agravado.

El Juzgado Décimo de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, a cargo de un secretario en funciones de juez, concedió a Tudor una suspensión de plano para evitar su entrega rápida a Rumania pero, al mismo tiempo, se declaró incompetente para continuar con el trámite de su amparo y turnó este recurso a un juez especializado en la materia.

“Se concede de oficio la suspensión de plano a Florian Tudor, para el único efecto de que no se ejecute la extradición, debiendo quedar el quejoso en cuanto a su libertad personal a disposición del juzgado de distrito de amparo en materia penal en la Ciudad de México en turno, al que se considera legalmente competente; en el lugar en donde se encuentra recluido o en las instalaciones que para el efecto designen las autoridades responsables”, dice el acuerdo publicado hoy en listas.

“Y a disposición del juez de control de procesos penales federales del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México que haya ordenado la detención de Florian Tudor, para la continuación del procedimiento de extradición”.

Esta suspensión fue notificada después de que Tudor ya estuviera a disposición del juez de control, responsable del juicio de extradición, y de que le dictaran en audiencia una medida precautoria como la prisión preventiva, razón por la que desde ese momento ya no podía ser entregado o extraditado en forma inmediata.

Ayer, a la medianoche, Marco Antonio Fuerte Tapia, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Norte, le dictó al rumano la detención provisional y decretó que durante su procedimiento de extradición permanecerá internado en esa prisión capitalina.

De hecho, a partir de este viernes, el Gobierno de Rumania tiene un plazo de 60 días naturales para formalizar el pedido de extradición, es decir, para enviar el expediente y las actuaciones del caso con el que pretende que le sea entregado “El Tiburón”.

En cuanto Rumania cumpla con el trámite, el Juez Fuerte Tapia dictará una opinión jurídica sobre la procedencia o negativa de la extradición, aunque su decisión no es vinculante para la demás instancias que deberán pronunciarse al respecto.

Después del juez de control, la Cancillería deberá resolver si concede o no la extradición, pero la ley no le obliga a que su decisión sea coincidente con la del impartidor de justicia.

Si la Secretaría de Relaciones Exteriores determina extraditar a Tudor, éste todavía tendría la posibilidad de presentar un amparo que, en caso de recorrer dos instancias judiciales, podría tardar hasta un año en ser resuelto en forma irrevocable.

El otro escenario es que el rumano se allane a la extradición y decida irse lo antes posible a su país para evitar su estancia en una cárcel mexicana.

Te puede interesar: Dan prisión preventiva a Florian Tudor