Pide Rumania a Florian Tudor

174
Pide Rumania a Florian Tudor
  • La FGR detuvo en la CDMX a Florian Tudor con base en una orden de detención provisional con fines de extradición presentada por el gobierno de Rumania.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- La Fiscalía General de la República (FGR) capturó al presunto líder la ‘Banda de la Riviera Maya’, Florian Tudor, en cumplimiento a una solicitud de extradición del Gobierno de Rumania que lo reclama por delincuencia organizada, extorsión y tentativa de homicidio agravado. 

La aprehensión del “Tiburón” se dio ayer durante una diligencia ministerial en la Ciudad de México que concluyó entre empellones y que escaló a mentadas de madre del rumano mientras se resistía a la captura, aunque después de un forcejeo fue sometido por agentes de la policía de investigación criminal, que entre cuatro lo inmovilizaron, cargaron y se lo llevaron como bulto.

La FGR en un escueto comunicado confirmó que con la aprehensión se dio cumplimiento a una orden girada por un Juez de Control del Reclusorio Preventivo Norte de la capital del país, en cuyos hechos también fueron detenidos un Agente del Ministerio Público Federal y el abogado defensor que intentaron obstaculizar la acción ministerial.

Apenas antier Luces del Siglo reportó que jueces de Distrito de Quintana Roo habían achicado el cerco a Tudor Enachescu cuya libertad se sostenía con una suspensión de plano, dos suspensiones provisionales y otra definitiva en 15 amparos interpuestos en cinco juzgados federales en Quintana Roo desde diciembre de 2019, que evidentemente no le alcanzaron para evitar el brazo de la justicia.

Florian Tudor era calificado por fiscales de Rumania como “una amenaza al orden público” y temían que pudiera concretar un escape al reconstruir su red criminal internacional con la que robó más de mil millones de dólares (240 millones anuales) al intervenir cajeros automáticos en destinos turísticos de México y de otras partes del mundo, según revelaron de documentos vistos por The Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP).

Sobre el rumano pesa una orden de arresto de un tribunal de Bucarest girada en marzo pasado, luego de que el Departamento Antimafia lo señalara de crear un grupo delictivo organizado dedicado también a la extorsión y de incurrir en instigación en el intento de asesinato contra su excolaborador y exmano derecha, Constantin Sorinel Marcu.

Los documentos judiciales de Rumania revelaron detalles de la forma en que el “Tiburón” daba órdenes e intimidaba a otros pandilleros para preservar el control de la organización delictiva, incluida un tensa discusión mediante mensajes de texto entre él y Sorinel, previo a su asesinato primero recibió un brutal ataque del que sobrevivió cuando salía de una oficina de mensajería en Cancún, aunque posteriormente fue victimado por un escolta del rumano a unos pasos de su centro de operaciones en la misma ciudad.

Un tribunal de Bucarest declaró culpables recientemente a seis miembros de la organización delictiva de Tudor Enachescu por los mismos delitos que enfrenta, pero a los que se sumaron posesión ilegal de un arma y conducir sin licencia.

Los fiscales temían también que el “Tiburón” pudiera concretar un escape al formar parte de la lista de los fugitivos más buscados de Rumania, luego de que un tribunal reclamara su aprehensión por su responsabilidad en un intento de asesinato, chantaje y por constituir una red de delincuencia organizada.

El rumano enfrenta cargos de dirigir también una banda dedicada a la clonación de tarjetas bancarias y lavado de dinero en Quintana Roo, aunque siempre insistió ser un empresario “víctima” de extorsión por autoridades mexicanas, cuyo caso incluso elevó al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien instruyó a la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, para que lo recibiera en marzo pasado.

Florian Tudor también creó un imperio inmobiliario en Quintana Roo que creció como la espuma, al adquirir al menos ocho propiedades por las que pagó más de 38 millones de pesos, entre 2015 y 2017, a través de la Inmobiliaria Investcun, S.A. de C.V. creada notarialmente el 15 de mayo de 2015, y que a los dos años tomó el control absoluto luego que la fundara su antiguo socio Adrian Ninel Enachescu.

En la investigación contra el rumano, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público denunció ante la FGR a una red de empresarios y políticos presuntamente relacionados con la clonación de tarjetas, de los que a 790 personas físicas y morales les fueron bloqueadas cuentas bancarias.

En la lista se incluyó el diputado local y dirigente en Quintana Roo del Partido Verde Ecologista, José de la Peña Ruiz de Chávez, Ricardo Vega Serrador “el Zar de la gasolina” y el empresario boxístico José Alberto Gómez Álvarez. Además, el notario Naim Díaz Mendoza, el exjefe de la policía de Cancún, José Luis Jonathan Yong Mendoza y Francisco Evadio Garibay Osorio, exdirector del Instituto de Patrimonio de la Administración Pública del exgobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, entre otros; varios de ellos desmintieron la versión publicada por un diario nacional.

Te puede interesar: Detienen a Florian Tudor, presunto líder de la mafia rumana