Retienen a rumana en aeropuerto

163
Retienen rumana en aeropuerto
  • La extranjera responde al nombre de Dilshoda Makhmudova quien fue detenida en el Aeropuerto Internacional de Cancún sin que se conozcan los motivos.
MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- En el Aeropuerto Internacional de Cancún permanecen retenidos una mujer embarazada de origen rumano junto a dos menores de edad, a quienes las autoridades migratorias les niegan desde hace 48 horas alimento, cobijo y un lugar para descansar y asearse.

La extranjera responde al nombre de Dilshoda Makhmudova quien fue detenida sin que se conozcan los motivos, pero con la pretendida idea de ser expulsada y deportada a su país de origen, al igual que sus hijos identificados como A.U. y A.U.

El caso es poco claro, la información fluye a cuenta gotas, pero a la angustiante situación se suma la incompatibilidad del lenguaje, pues cuando se le detuvo se desconocía si estaba con más familiares o si también habrían sido aprehendidos. Respecto a su condición de embarazo se confirmó hasta pasadas 24 horas del arresto.

El caso de Dilshoda habría pasado desapercibido, pero llegó al Juzgado Segundo de Distrito (con sede en Cancún), donde se solicitó un amparo por la detención e incomunicación, el pasado martes. Fue Ekaterina Zarikova (su traductora) quien solicitó medidas cautelares.

El juez Gerardo Vázquez Morales, como parte del juicio de amparo con expediente único 28106244, recibió el reclamo por la detención, incomunicación, devolución, expulsión, deportación y la emisión de un acta de rechazo contra la extranjera y sus pequeños hijos.

Se ordenó la visita de un actuario para ir en su búsqueda a la estación migratoria y de no estar ahí, indagar su paradero en cualquier sitio que hubieran sido canalizados.

El actuario luego de constituirse en la estación migratoria del aeropuerto de Cancún tuvo a la vista a la mujer y a sus hijos, quienes ratificaron la demanda de amparo, pero de las manifestaciones expresada por la quejosa al Actuario Judicial se reveló “que las mismas manifiestan no haber ingerido alimentos, tener frío y que no les fue proporcionado lugar para descansar y asearse. Asimismo, se advierte que la quejosa Dilshoda Makhmudova, se encuentra embarazada”.

El juzgador otorgó una suspensión para que las autoridades proporcionen a la extranjera y a sus hijos atención médica y tratamientos, alimentos, bebidas y condiciones necesarias para su higiene personal y adecuado descanso. 

Asimismo, que la deportación no se ejecute y se le deje en un lugar de alojamiento a disposición del juzgado de amparo, cese de inmediato la incomunicación y todos actos prohibidos por la Ley y se dé aviso a sus familiares o abogados. De estar en situación migratoria irregular se constituya una garantía para su estancia legal en tanto se dicta la resolución definitiva del juicio.

La resolución condicionó el establecimiento de un domicilio donde permanecerá, del que no ausentarse sin previa autorización y presentará una solicitud con previa responsiva para ser entregado en custodia a la representación diplomática, persona moral o institución de derechos humanos.

Otras de las prerrogativas fue que las autoridades deberán garantizar también atención médica, brindar la asistencia de un traductor o intérprete en caso de que no hable o no entienda el español o que tenga alguna discapacidad oral, auditiva o visual, e informar a la quejosa todos los derechos con que cuenta, como tratarla sin discriminación y con apego a los derechos humanos.

Te puede interesar: Detienen a Florian Tudor, presunto líder de la mafia rumana