Toma México la ruta contraria en energía

281
Toma México la ruta contraria en energía
  • La presidenta y directora general de Mujeres en Energía Renovable México, explicó que en México, hace unos años, se impulsaron y potencializaron las energías renovables.
DIANA GANTE / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras países como Chile se han puesto la meta de ser 100 por ciento renovables y no instalar más centrales térmicas, México apuesta por energía fósil, con lo que se aleja de sus metas y compromisos de transición energética.

Patricia Tatto, presidenta y directora general de Mujeres en Energía Renovable México (MERM), explicó que en México, hace unos años, se impulsaron y potencializaron las energías renovables.

Pero en los últimos dos años, el sector energético ha visto un “cambio de timón” y se maneja con una perspectiva ideológica y no de mercado.

“México está yendo en otra dirección a los compromisos que se adquirieron, va hacia otra dirección; se pretende prolongar el uso y el aprovechamiento de los derivados del petróleo, tanto en la movilidad como en la generación de energía.

“Se incrementa la capacidad de refinación para satisfacer un mercado interno de gasolinas cuando el mundo está viendo hacia los vehículos eléctricos.

“Hay muchos problemas, principalmente legales, y muchas empresas han tenido que parar en actos jurídicos por los cambios que van en contra de lo que ya se había establecido.

“Y todo con la finalidad de beneficiar a una sola empresa estatal, dejando fuera los intereses que teníamos por cumplir, lo que termina impactando a los usuarios”, puntualizó Patricia Tatto durante su participación en el foro México Wind Power.

Ejemplificó que las empresas petroleras más grandes a nivel global están vendiendo sus refinerías con la intención de transitar y dirigir las inversiones hacia las energías renovables, mientras que en México se está apostando por los combustibles fósiles.

En contraste…

En contraste, Darío Morales, director de estudios de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento, expuso que en su país se tiene una meta de poder tener un sistema eléctrico 100 por ciento renovable para 2040.

“En 2009, Chile apenas tenía 400 megawatts de potencia instalada en esas tecnologías (renovables) y para el 2021 ya tenemos 9 mil megawatts. Ahí podemos ver la evolución de la capacidad instalada.

Explicó que en 2015, su país se dio cuenta de la importancia de desarrollar una política energética de largo plazo y estable con el paso de los años con la finalidad de aprovechar sus recursos naturales, eliminar su dependencia de los energéticos importados y avanzar en la descarbonización de la matriz eléctrica.

“Nadie en su sano juicio, ningún inversionista serio está pensando en instalar una central de generación termoeléctrica.

“No sólo la generación termoeléctrica va de salida por temas ambientales, también va de salida por consideraciones de precios porque ofrecen precios que son bastante más caros que los precios que ofrecen las centrales renovables como la eólica o la solar”, explicó Morales.

Te puede interesar: Frenan a Deer Park varios reguladores