Los dinosaurios de Saltillo

233
dinosaurios

  • Los pabellones del Museo del Desierto dan cuenta de la historia del planeta y uno de los más llamativos es el dedicado a los dinosaurios.
ANTONIO SERRANO / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Te gustaría conocer más sobre los dinosaurios? Tal vez en tu próximo viaje desees hacer una parada en el Museo del Desierto, en Saltillo.

Además de develar los secretos desérticos, sus pabellones dan cuenta de la historia del planeta. Uno de los más llamativos es el dedicado a los dinosaurios, donde fascina la réplica del esqueleto de un T-rex, pero quizá lo más increíble es la exhibición del fósil original de un dinosaurio Velafrons coahuilensis: tiene 72 millones de años de antigüedad y fue encontrado en el Municipio de General Cepeda, más o menos a una hora de Saltillo. No olvides tomarte una foto con Braulio, la mascota del lugar.

El sitio abre de martes a domingo entre las 10:00 y las 17:00 horas, con medidas de sana distancia.

Historia

El Museo del Desierto se inauguró el 25 de noviembre de 1999 con la presencia del entonces presidente Ernesto Zedillo y de los Consejeros Directores de la Fundación Amigos del Desierto de Coahuila. Este proyecto fue impulsado para fomentar una cultura ecológica, mostrando, de un modo interactivo, la riqueza de la vida y la evolución de las especies a través del tiempo.

El proyecto fue concebido en la década de los noventas, cuando se empezaron a realizar importantes descubrimientos en geología, antropología, paleontología y biología en la región, como parte de una colaboración de todas estas áreas.

Pabellones

La estructura interna del museo se divide en 4 principales pabellones de diferentes temáticas.​

  • Sala desierto y su pasado: 1600 m²
  • El hombre y el desierto: 1000 m²
  • Evolución y biodiversidad: 1600 m²
  • Ecosistemas: laboratorios de la vida: 1200 m²
Coahuila en su pasado

Debido a diversos factores como la erosión, ha sido más sencillo descubrir fósiles en los desiertos mexicanos, lo que contribuye a la comprensión de estas formas de vida. Las colecciones mostradas en este pabellón permiten explorar los orígenes de los desiertos. También es posible apreciar la riqueza natural, donde el carbón es el principal mineral que se extrae de esta región. También se muestran dinosaurios que vivieron en esta región de nuestro país y se exhiben 4 especies: Isauria, Sabinosaurio, Quetzalcoatlus y el feroz Tyrannosaurus rex, de 17 metros de largo por 5 de altura. Cuenta con actividades de interacción en las que se presentan los descubrimientos más recientes en paleontología de la región.

El hombre y el desierto: Un espacio de encuentros

En este pabellón se muestran principalmente las costumbres y rituales de los nómadas que vivieron en la región. Es posible apreciar sus petrograbados y sus pinturas rupestres, muy características de esta zona.

Evolución y biodiversidad

Este pabellón fue inaugurado el 4 de agosto de 2005 y remodelado en el 2014. Presenta los rastros de la evolución a lo largo de los últimos 12 mil años; durante esta época la biodiversidad contaba con mamuts, tigres dientes de sable, osos de cara corta y gonfotéridos. El museo alberga una gran colección de fósiles, entre ellos una colección de 162 especímenes de Salinites grossicostatum.

El laboratorio de la vida

Pabellón interactivo que nos remonta 70 millones de años atrás, en el que se puede apreciar la mayor cantidad de fauna a través de un biodomo que logra una experiencia única en los visitantes. También cuenta con un laboratorio de Herpetología en donde los especialistas trabajan con los reptiles que viven en el museo.

Te puede interesar: Dan color a la vida nocturna