Califican un fracaso ‘Quédate en México’

430
Califican un fracaso Quédate en México
  • Bajo el controvertido “Quédate en México” decenas de miles de solicitantes de asilo fueron enviados de regreso a México a esperar la resolución de sus casos.
STAFF / AGENCIA REFORMA

WASHINGTON, EU.- Estados Unidos dio por terminada formalmente la política migratoria “Quédate en México” instaurada por el ex presidente Donald Trump y la cual, a decir del secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, no mejoró la gestión en la frontera. Migrantes

Bajo el controvertido programa, de nombre oficial Protocolos de Protección al Migrante (MPP), decenas de miles de solicitantes de asilo, en su mayoría de Centroamérica, fueron enviados de regreso a México a esperar la resolución de sus casos.

“El MPP ya no es una herramienta necesaria o viable”, dijo Alejandro Mayorkas, en un memorando, al anunciar la cancelación.

Pide la Palabra

Agregó que el MPP no resolvió los problemas de seguridad, ya que más de una cuarta parte de los inscritos en el programa fueron interceptados intentando cruzar nuevamente la frontera. Tampoco agilizó los trámites.

Recordó las condiciones que enfrentaron en México los migrantes, entre ellas la falta de acceso a una vivienda, a ingresos y a seguridad.

El programa fue suspendido apenas Joe Biden asumió la Presidencia el 20 de enero de este año; luego, instruyó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a revisarlo.

La Casa Blanca dijo entonces que el MPP había llevado “a una crisis humanitaria en el norte mexicano”.

Centro para asilo

Una portavoz de la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, adelantó que la Casa Blanca espera que el primer centro de migrantes solicitantes de asilo de Centroamérica esté en funcionamiento antes del domingo en Guatemala, cuando llegará al país en el primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo.

La decisión de abrir la primera de las instalaciones que albergará la región centroamericana se adoptó en una reunión bilateral telemática entre la propia Kamala Harris y el presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei.

Se volverán a reunir personalmente para abordar, entre otros asuntos, la crisis migratoria.

Por el momento no se conocen más detalles sobre estos centros, sólo que ofrecerán asistencia a los migrantes en sus países de origen; desde Washington también se confirmó que aumentará el número de funcionarios de seguridad fronteriza en la región.

Está previsto que Harris visite a Guatemala entre el 6 y 7 de junio, para posteriormente trasladarse a México.

En ambas naciones se reunirá con las autoridades, con las que ya ha conversado, no obstante, telemáticamente ha mantenido reuniones con Alejandro Giammattei y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador–.

El enfoque con el que la vicepresidenta viaja a la región se basa en “abordar los factores centrales de la migración y dar a las personas la esperanza de una vida mejor” en sus países, sin tener que viajar hasta Estados Unidos arriesgando sus vidas, explicó la portavoz, Symone Sanders. Será el primer viaje oficial al extranjero de la vicepresidenta desde que accedió al cargo, y, tal y como ha adelantado Sanders, tratará de profundizar “la asociación estratégica y la relación bilateral” de Estados Unidos con Guatemala y México.

Te puede interesar: Acuerdan invertir en Centroamérica